Mocrosoft podría ser multada por no suministrar a sus rivales información para fabricar productos compatibles

 

Mocrosoft podría ser multada por no suministrar a sus rivales información para fabricar productos compatibles

Buscador

Actualizado 10/07/2006 12:54:23 CET

BRUSELAS, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Expertos en competencia de los Veinticinco y representantes de la Comisión Europea se reinirán hoy mismo para acordar el importe de la nueva multa millonaria que la UE impondrá con toda probabilidad a Microsoft este miércoles por no suministrar a sus rivales la información necesaria para que puedan fabricar productos compatibles con el sistema operativo 'Windows', incumpliendo así la sanción que ya le inflingió Bruselas en marzo de 2004.

Los Estados miembros ya respaldaron el pasado 3 de julio el dictamen del Ejecutivo comunitario que concluye que la empresa de Bill Gates "no ha cumplido con sus obligaciones". El gigante informático se enfrenta a una multa diaria de hasta dos millones de euros con carácter retroactivo que empezaría a contar desde el 15 de diciembre de 2005.

El colegio de Comisarios tiene previsto decidir sobre la multa en su reunión semanal del próximo miércoles. La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, dijo el pasado jueves que la nueva multa contra Microsoft "era inevitable". Si se confirma, sería la primera vez que la UE sanciona por segunda vez a una empresa por no cumplir sus órdenes.

El gigante informático considera por su parte que cualquier multa en este momento "sería injustificada e innecesaria", porque "sigue trabajando con un equipo de 300 personas dedicadas a tiempo completo a proporcionar la información necesaria".

En marzo de 2004, Bruselas multó a Microsoft con 497 millones de euros por abuso de posición dominante, y le impuso dos medidas correctoras: poner a la venta una versión de 'Windows' sin el reproductor Media Player y proporcionar a sus rivales información completa para hacer posible la interoperabilidad de sus productos con 'Windows'.

El Tribunal de Primera Instancia de la UE (TUE) rechazó en diciembre de 2004 la petición de Microsoft para que quedaran en suspenso estas medidas correctivas. Desde entonces, la Comisión ha mantenido contactos con el gigante informático y con la industria sobre la cuestión de la interoperabilidad, sin que haya quedado satisfecha hasta ahora.

La vista oral ante el TUE sobre el caso que enfrenta a Microsoft y al Ejecutivo comunitario se celebró a finales de abril, pero la sentencia no se espera hasta finales de este año o principios de 2007.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies