Novartis señala que ofrece 'Glivec' gratis a más de 6.500 pacientes en India, ante el juicio del próximo día 29

Buscador

Actualizado 22/01/2007 14:51:06 CET

"La mejor manera de fomentar la innovación es alentar el respeto a la propiedad intelectual", defiende la compañía suiza

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica suiza Novartis anunció que ofrece gratuitamente el antitumoral imatinib, comercializado como 'Glivec', a más de 6.500 pacientes en la India --el 99% de todos los pacientes que reciben este medicamento-- como parte de su Programa Internacional de Ayuda a los Pacientes de Glivec (GIPAP, por sus siglas en inglés). En 2006, la contribución total de la firma suiza en términos de programas de acceso para pacientes se elevó a 755 millones de dólares (unos 583 millones de euros) ayudando a más de 33,6 millones de pacientes en todo el mundo.

Con motivo del próximo juicio que dará comienzo en India el próximo día 29 y que dirimirá la petición del laboratorio al Gobierno de India de tener derechos exclusivos sobre este medicamento contra el cáncer, Novartis señaló que distribuye el 'Glivec' "totalmente gratis" a estos 6.500 pacientes, que supone casi el cien por cien de todos los que lo reciben, por lo tanto, "sólo el 1% de los pacientes paga por su tratamiento".

"En todo el mundo, se ofrece 'Glivec' de forma gratuita a más de 17.000 pacientes en 83 países", recalca Novartis. En cambio, las versiones genéricas de 'Glivec' en India "alcanzan un precio aproximadamente 4,5 veces superior al salario medio anual", lo que las sitúa fuera del alcance de la mayoría de los pacientes que necesitan 'Glivec' en el país. "Los genéricos no solucionan ni solucionarán el problema de acceso a 'Glivec' ni a otros medicamentos que pueden salvar vidas en India", señala la empresa.

A través de diversas iniciativas de ayuda al paciente --como ofrecer precios diferenciales o medicamentos gratis para facilitar el acceso al tratamiento-- y otros programas humanitarios y filantrópicos, Novartis "se esfuerza por cooperar para encontrar y desarrollar soluciones que ayuden a resolver los problemas de acceso a los medicamentos en todo el mundo".

Algunos de estos programas con un amplio alcance en los países en desarrollo incluyen proporcionar tratamientos contra la malaria, la tuberculosis y la lepra, por ejemplo, colaborando con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para erradicar la lepra donando de forma totalmente gratuita los medicamentos contra esta enfermedad necesarios para cubrir las demandas mundiales hasta que la enfermedad desaparezca. India, --donde se registran el 70% de los casos de lepra en el mundo--, es el mayor beneficiario de esta iniciativa.

Este compromiso para mejorar la sanidad en el mundo en desarrollo también queda de manifiesto a través de la investigación constante de enfermedades tropicales olvidadas, con un centro de investigación --el único de este tipo en todo el mundo-- dedicado a ellas en Singapur. La compañía farmacéutica se ha comprometido a proporcionar sin ánimo de lucro todos los medicamentos que se desarrollen a través de esta institución.

CIFRAS QUE HABLAN

En 2006, la contribución total de Novartis en programas de acceso a pacientes --583 millones de euros y más de 33,6 millones de pacientes beneficiados en todo el mundo-- representó el 2% de las ventas de la compañía durante el pasado año, lo que significa "mucho más que las contribuciones de muchos países".

Sin embargo, Novartis considera que cada esfera de la sociedad, desde los Gobiernos y ONG hasta los profesionales médicos y las empresas, "tiene un papel muy importante que desempeñar para apoyar el derecho mundial a la salud".

Para que los pacientes tengan acceso a los medicamentos adecuados el primer paso es llevar al mercado productos nuevos e innovadores. La prioridad de Novartis es, en este sentido, continuar desarrollando tratamientos nuevos e innovadores como 'Glivec'. Posteriormente, y en colaboración con organizaciones públicas y no gubernamentales, "asegurarse de que estos medicamentos llegan a los pacientes que lo necesitan".

"La mejor manera de fomentar la innovación es alentar el respeto a la propiedad intelectual", defiende la compañía. "Denegar la protección de las patentes a los medicamentos innovadores y promocionar la producción y el uso ilegítimo de genéricos en los países en desarrollo no ayudará a los pacientes ni mejorará su acceso al tratamiento médico", agrega.

A su juicio, acciones como ésta "afectarían probablemente a los pacientes de forma negativa, negándoles el acceso continuo a medicamentos innovadores o incluso, y con el tiempo, también a los genéricos, ya que éstos tiene un precio superior al que pueden permitirse muchos pacientes necesitados". Por ejemplo, las empresas que fabrican actualmentelas versiones genéricas de 'Glivec' en la India "no ofrecen ningún tipo de programa de ayuda al paciente".

Novartis es el segundo productor mundial de medicamentos genéricos y, como resultado de ello, "es más consciente de la complejidad de este asunto que la mayoría de sus competidores", explica. De hecho, los intrincados problemas asociados al acceso a medicamentos en los países en desarrollo se han discutido exhaustivamente en organizaciones internacionales como la Organización Mundial del Comercio (OMC), con la participación activa de muchas ONG expertas en desarrollo.

Estas conversaciones han avanzando para encontrar maneras de mejorar el acceso a los medicamentos, por ejemplo, facilitando la concesión de licencias obligatorias en el caso de los países que decidan tomar esta vía, en lugar de negar la protección de patentes para fármacos innovadores, como es el caso de India en la actualidad.

"La tensión entre el derecho a la propiedad intelectual y el acceso a los medicamentos se trata en la Declaración de Doha, que ofrece el instrumento de la concesión obligatoria de licencias para afrontar problemas de salud pública", señala Novartis, que asegura que apoya la flexibilidad que esta declaración ofrece.

Finalmente, el laboratorio subraya su deseo de "ser reconocidos en la sociedad como una compañía responsable como 'centro' del concepto de 'Civismo Empresarial' con que desea comportarse, del mismo modo que lo haría un ciudadano adulto, responsable y sensato". Esta es la razón por la que decidió fijarse unos "rigurosos y estrictos" niveles éticos en el desarrollo de sus actividades con un Código de Conducta para todo el Grupo a nivel mundial lanzado a mediados de 1999.

En 2000, Novartis se adhirió al Pacto Mundial de Naciones Unidas y desde 2002 la compañía está certificada en materia de gestión ética, según la Norma 'SGE 21' de Forética. Asimismo, cuenta con la Fundación Novartis para el Desarrollo Sostenible, el Instituto Novartis para Enfermedades Tropicales, programas de apadrinamiento de niños en India, además de participar en la Caravana Solidaria al África Occidental y colaborar con ONG locales e internacionales en la atención a víctimas de catástrofes naturales.

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies