Organizaciones sindicales exigen a la OIT que presione al Gobierno de Guatemala por el asesinato de Pedro Zamora

Buscador

Actualizado 09/02/2007 15:32:05 CET

El sindicalista había recibido amenazas por oponerse a la privatización del puerto de Quetzal

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación Internacional de los Trabajadores (ITF) y la Confederación Sindical Internacional (CSI) de Guatemala han presentado una queja oficial ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para que aumente la presión sobre las autoridades del país centroamericano por el asesinato del sindicalista Pedro Zamora Álvarez, cometido el pasado 15 de enero.

La ITF y la CSI reclaman que se investigue "a fondo" el suceso ya que, según denuncian, la investigación "ha sido insuficiente y se han perdido importantes pruebas".

En los últimos años se han producido cientos de asesinatos en Guatemala que aún no han sido resueltos. Zamora había encabezado una campaña para detener los planes gubernamentales de reestructuración del puerto de Quetzal, proponiendo un programa de inversiones y modernización destinado a aumentar la eficiencia y promover el empleo en el puerto.

Según denuncian la ITF y la CSI, otros representantes sindicales han recibido en estos últimos años frecuentes amenazas. Por este motivo, la CSI reclama que el Gobierno asuma su responsabilidad de protegerlos y demanda que reincorpore a sus trabajos a los nueve afiliados sindicales del puerto despedidos hace cuatro meses por sus actividades sindicales.

La delegación de la OIT aprovechó su estancia en Guatemala --desde el 28 de enero al 2 de febrero-- para entrevistarse con el presidente de este país, Oscar Berger. Sin embargo, éste declinó la invitación. La delegación sí mantuvo conversaciones con sindicalistas, autoridades judiciales y gubernamentales, la dirección del puerto de Quetzal, diplomáticos, políticos y militantes de Derechos Humanos.

Para el secretario general de la CSI, Guy Ryder, el asesinato de Pedro Zamora "muestra una vez más la cruel falta de respeto de los derechos fundamentales existentes en Guatemala y la facilidad con la que poderosos intereses pueden cometer los delitos más terribles y quedar impunes".

Según Ryder, los inversores que están contemplando la posibilidad de participar en el proyecto de privatización del Puerto de Quetzal u otras empresas en Guatemala "deberían pensarlo antes, por lo menos hasta que el Gobierno no termine con el clima de terror contra los sindicalistas en Guatemala".

Por su parte, la ITF y la CSI han exigido a otros gobiernos de la zona así como a las instituciones financieras internacionales, que presionen a las autoridades guatemaltecas para garantizar el respeto de los derechos sindicales, y que se termine con la impunidad de que gozan los criminales en estos países.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies