Regular el empleo sumergido a través de ventajas fiscales crearía 700.000 puestos de trabajo para 2015, según un informe

 

Regular el empleo sumergido a través de ventajas fiscales crearía 700.000 puestos de trabajo para 2015, según un informe

Buscador

Actualizado 26/04/2010 16:48:22 CET

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una regulación del empleo sumergido, que aglutina a cerca de un millón de personas en España, a través de ventajas fiscales y cambios en las normativas laborales vigentes, crearía 700.000 nuevos puestos de trabajo no deslocalizables en cinco años --de los cuales 300.000 funcionarían entre 2011 y 2012--, según reveló hoy un informe de la Asociación Española de Servicios a la Persona (AESP).

Según este estudio, titulado 'Cómo mejorar la calidad de vida y conciliar trabajo-familia en España, creando un millón de empleos', se trataría de equiparar el coste que acarrea para las familias contratar servicios a la persona (SAP) --como un profesor particular, pequeñas reparaciones del hogar o una asistenta-- a través de empresas cualificadas, en vez de recurrir a trabajadores de manera informal, beneficiándoles de ayudas que nivelen los precios entre ambos sectores.

Para el presidente de la asociación, Javier Benavente, "las personas que hoy en día ejercen este tipo de labores y no están cotizando pero sí están disfrutando de todos los derechos que aporta el Estado de bienestar en el que viven, regularían su condición y satisfacerían las necesidades de la sociedad actual, que reclama unos servicios que, en situación de crisis, pueda pagar".

Asimismo, el informe recoge que la economía sumergida se situará en 2010 en torno al 23 por ciento del producto interior bruto (PIB), lo que supondría "unos 240.000 millones de euros fuera del control de Hacienda, de los que se estima que el 60 por ciento corresponden a los SAP". Por ello, la asociación considera "crucial" adoptar nuevas medidas que hagan accesibles este tipo de servicios" y "aflorar el empleo sumergido".

La AESP subrayó que estas demandas son "imprescindibles para la conciliación de la vida laboral, familiar y personal y para mejorar la calidad de vida y el desarrollo de la sociedad". En este sentido, Benavente propuso "situar el IVA al cero, contar con deducciones en el IRPF y disminución de cotizaciones sociales para los empleados del sector" con el fin de que "el coste de la economía sumergida sea similar al coste de la economía real".

AGENCIA NACIONAL DE SERVICIOS A LA PERSONA

Por otro lado, la AESP considera también "necesario" la creación de una Agencia Nacional de Servicios a la Persona, que examine cuáles son las necesidades de la población; y establecer un marco legal que facilite el acceso a los SAP --que implante un documento de pago válido para abonar los servicios de los empleados, desarrolle el listado de actividades de servicios e instaure un mecanismo de acreditación nacional de empresas prestatarias que garantice la cobertura geográfica y la calidad de los servicios prestados.

Además, propuso el desarrollo y la promoción de una distribución y acceso a los SAP en cualquier lugar de España que permita la expansión de un nuevo sector empresarial intensivo de empleo no deslocalizable; la mejora de las condiciones generales de los asalariados del sector y de su formación que facilite la creación intensiva de empleo en las capas sociales más desfavorecidas y la modificación especial de la normativa laboral que permita la contratación de trabajadores y su cotización para los distintos tiempo que las necesidades del consumidor y sus familiares precisen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies