Víctimas de Accidentes, fabricantes de bebidas alcohólicas y Repsol colaborarán para concienciar a los conductores

Buscador

Actualizado 07/07/2015 22:31:39 CET

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fundación de Apoyo a Víctimas de Accidentes FUNDTRAFIC, la Federación Española de Bebidas Espirituosas FEBE y Repsol colaboran para poner en marcha una campaña informativa orientada a concienciar a los conductores sobre los efectos del alcohol al volante.

"No vale la pena correr el riesgo", ha indicado el presidente de Fundtrafic y de la Asociación DIA, Francisco Canes. "La mejor tasa es la 0,0", ha añadido.

Por ello, monitores especializados y víctimas de accidentes repartirán folletos informativos y alcoholímetros desechables en estaciones de servicio de Repsol de varias ciudades españolas, y aportarán consejos de seguridad como el uso del cinturón, de los sistemas de retención infantil y, en especial, de no consumir "ni una gota de alcohol".

"Cada año atendemos a cientos de personas víctimas del alcohol al volante. Son vidas y familias destrozadas por no saber decir no: al subirnos al coche después de haber bebido alcohol o no al ir en el vehículo de un conductor que sí se encuentra bajo sus efectos", ha lamentado el presidente de la asociación de víctimas.

Además, los organizadores de la campaña han insistido en que "no hay alternativa" a no beber si se quiere conducir. "No hay fórmulas mágicas, no se puede engañar al alcoholímetro". "Más de cuatro de cada cinco fallecidos en accidentes de tráfico en 2013 dieron positivo en alcohol, drogas o psicofármacos", han recordado.

Según los promotores de la iniciativa, una tasa de alcohol de 1,5 gr/l, el conductor experimenta un mayor cansancio, pérdida de la agudeza visual, estado de embriaguez. Si esta tasa es de 2gr/l pasa a experimentar confusión y la incoordinación motora le resta autonomía.

Con una tasa de alcohol en el organismo que se sitúe entre estas dos, "el riesgo de sufrir un accidente en la carretera se multiplica por 15", han asegurado.

Por otra parte, han recordado que la tasa máxima de alcohol permitido es de 0,5 gr/l (0,3 gr/l para los conductores noveles) y que superar esta tasa conlleva la pérdida de 4 puntos del carné y multas que van desde los 500 euros hasta los 1.000 euros, en caso de reincidencia.

Además, en el caso de superar los 1,2 gr/l de alcohol en sangre la falta se consideraría un delito que podría acarrear prisión de tres a seis meses, multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días; y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies