La Junta prevé llevar en febrero el decreto de sequía al Consejo de Gobierno

Nota De Prensa Consejería De Agricultura, Pesca Y Desarrollo Rural (Regantes El
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 17/01/2018 14:15:45 CET

HUÉRCAL-OVERA (ALMERÍA), 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha manifestado este miércoles que su departamento trabaja con la Consejería de Medio Ambiente con el fin de llevar el decreto de sequía, destinado a "garantizar el agua a la población" el próximo mes de febrero al Consejo de Gobierno, toda vez que ha instado a agricultores y ganaderos a que contraten seguros al respecto.

En declaraciones a los medios durante su visita a la comunidad de regantes El Saltador, en Huércal-Overa (Almería), Sánchez Haro ha apuntado que el Ejecutivo andaluz prevé a través de su consejería medidas para "paliar la sequía" en el sector primario, con lo que se van a aprobar "ayudas directas" para los ganaderos, quienes atraviesan una "situación de especial dificultad".

Asimismo, el consejero ha detallado que está previsto otorgar "bonificaciones y exenciones" en las ayudas del programa de desarrollo rural y a través de la PAC. No obstante, ha hecho un llamamiento a agricultores y ganaderos para que contraten seguros, al tiempo que ha reiterado la "apuesta clara" de la Junta en este sentido tras incrementar la dotación presupuestaria para acceder a este instrumento de 6 a 7,7 millones de euros.

Sánchez Haro ha ratificado el "respaldo decidido" de la Junta a los regadíos de la comunidad autónoma con un montante de ayudas de hasta 96,2 millones de euros entre 2017 y 2018, lo que permite "reforzar el liderazgo de Andalucía en el uso eficiente y sostenible del agua".

El titular andaluz de Agricultura ha confirmado que los 66,2 millones ya puestos a disposición del sector el año pasado se verán complementados este curso con la convocatoria de otros 30 millones de euros. "Hacemos un esfuerzo, en el marco del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, desde el firme convencimiento de que invertir en los regadíos es invertir en bienestar, en sostenibilidad y en riqueza", ha apostillado.

Con esto, el consejero ha señalado que se avanza hacia la culminación de un proceso de modernización que, cifrado en una inyección público-privada de más de 1.000 millones de euros entre 2007 y 2015, ha situado ya a Andalucía como "líder indiscutible" en el uso eficiente y sostenible del agua y que ha tenido un "decisivo impacto" en forma de incremento de la productividad y el empleo.

Según los datos aportados por la Consejería en una nota, la implantación de los sistemas de riego localizado abarca al 74 por ciento de la superficie, lo que se ubica "muy por encima de la media nacional, que es del 49 por ciento". A esto se une que, en las zonas altamente modernizadas de cultivos intensivos, la producción ha crecido en un 33 por ciento y el nivel de ocupación, en un 28 por ciento. Los regadíos concentran ya, de hecho, dos tercios del empleo agrario y de la producción de la rama agraria en la comunidad autónoma.

DESARROLLO RURAL

El consejero, con motivo de una visita en la que ha podido conocer el proyecto de instalación de energías renovables ejecutado por la comunidad de regantes 'El Saltador' con el apoyo de los fondos del programa LiderA 2007-2013, ha puesto en valor en Huércal-Overa la "nueva oportunidad" de los 4,5 millones de euros asignados al Grupo de Desarrollo Rural (GDR) del Levante almeriense o los 22,4 millones con los que cuentan las cinco entidades que se reparten por la provincia para, dentro del periodo comunitario 2014-2020, crear empleo y fomentar la innovación en el medio rural.

"Estamos ante un instrumento esencial que nos ayudará, con más de 242 millones de euros para la totalidad de las 52 zonas Leader que cubren más del 90 por ciento de la superficie de Andalucía, a animar el emprendimiento y fijar la población a nuestro medio rural", ha afirmado.

El GDR del Levante Almeriense tiene a su alcance, en este sentido, un montante de 2,8 millones de euros al calor de la convocatoria publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el pasado 29 de noviembre, una inversión pública que se eleva hasta los 72 millones para el conjunto de la comunidad autónoma.

Los promotores, según ha recordado Sánchez Haro, tienen hasta el 29 de enero para presentar proyectos que, en consonancia con las líneas marcadas por las Estrategias de Desarrollo Local diseñadas para cada comarca con la participación de más de 15.000 personas --8.000 hombres y 7.000 mujeres-- en toda la región, redunden en dinamización social y económica. Tras este primer plazo se abrirá un segundo periodo de solicitud de otros tres meses para aquellas actuaciones que aún cuenten con presupuesto disponible.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural prevé la creación o consolidación de alrededor de 12.000 puestos de trabajo en toda Andalucía. Con el impulso de la perspectiva de género y la promoción del papel activo de la mujer y de la juventud como prioridades, se persigue auspiciar el crecimiento económico, la modernización y la conservación y protección del patrimonio ambiental y cultural.

Todo ello, a través de iniciativas que aborden desde la mejora de la competitividad de las empresas agroalimentarias hasta la lucha contra el cambio climático, sin olvidar la instalación de nuevas infraestructuras para el ocio y el turismo. En total, se desarrollarán más de 440 líneas de ayuda que abrigarán la puesta en marcha de más de 4.600 proyectos.

EL SALTADOR

Las "innovadoras y sostenibles" instalaciones de la comunidad de regantes El Saltador son, a juicio del consejero, un "fiel reflejo de la gran utilidad" de los fondos dirigidos a la modernización de regadíos en el marco del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020.

Integrada por 1.100 comuneros y con una superficie regable de 2.573 hectáreas, ha implantado, con una ayuda de 255.768 euros y una inversión público-privada de 422.757 euros, un sistema fotovoltaico y mini eólico para suministrar a dos estaciones de bombeo y cinco sondeos, interconectando a los centros de consumo con las zonas de generación de energías a través de redes de distribución. "Reduce así el coste energético, disminuye el impacto ambiental y genera, a su vez, riqueza y empleo", ha concluido Sánchez Haro.