La Junta reitera que "a día de hoy" los travases son "una necesidad" para el campo andaluz

JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 06/07/2018 16:11:30 CET

ALMERÍA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha recalcado este viernes que "los trasvases son, a día de hoy, una necesidad para garantizar el regadío en el campo, aunque el futuro pasa por la utilización de aguas regeneradas y desaladas".

Para el representante del Gobierno andaluz, "no se trata de una cuestión que podamos elegir, es una cuestión de necesidad porque tenemos que garantizar la seguridad hídrica de nuestros agricultores", según ha manifestado durante su participación en la jornada 'Presente y futuro de la agricultura en el Bajo Andarax' organizada por COAG en Almería.

Asimismo, ha reconocido que con las aguas regeneradas y desaladas se abre un "campo importante de trabajo, en el que tenemos que avanzar", por lo que "ahí está el futuro", según ha trasladado la Junta en una nota.

La Junta ha remitido nuevamente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación "las demandas que venimos haciendo desde Andalucía en materia de agua". Entre éstas, según ha destacado, está que se abarate el precio del agua desalada a 0,30 euros por metro cúbico como máximo para los agricultores andaluces.

Además se le ha vuelto a plantear la necesidad de un "plan de choque para la optimización de la desalación para el Mediterráneo, la creación de un grupo de trabajo y el establecimiento de un calendario para priorizar y coordinar actuaciones en materia de infraestructuras hidráulicas pendientes".

"El cambio de Gobierno central no aparca los temas prioritarios para nuestra tierra, todo lo contrario", ha asegurado el titular de Agricultura andaluz, que ha subrayado que para este tipo de problemas hacen falta "soluciones que garanticen las producciones de los agricultores y para lograrlas debemos colaborar entre todos".

En este sentido, ha recordado las ayudas que ha puesto la Junta a disposición del sector agroalimentario andaluz para inversiones en regadío: más de 66 millones, a los que vamos a sumar otros 43 millones de euros este año, que incluirán líneas específicas para aprovechar las aguas regeneradas.

Durante su intervención, el consejero ha alabado la apuesta de los agricultores de la zona del Bajo Andarax por la producción ecológica, tanto en cítricos como en cultivos protegidos. "La producción ecológica no es el único sistema productivo que mide el grado de sostenibilidad de la agricultura de este territorio, que pone en práctica también la producción integrada y el control biológico de plagas".

LA FUTURA PAC

Asimismo, Sánchez Haro ha vuelto a insistir en la necesidad de mantener una posición común entre todas las provincias y todo el sector agroalimentario andaluz en defensa de la futura Política Agrícola Común (PAC). "Desde la Consejería trabajaremos para conseguirlo, ya que somos conscientes de que es fundamental una PAC fuerte para impulsar una agricultura diversa y un medio rural vivo".

Para ello, ha recordado que desde Andalucía "apoyamos que el Gobierno central sea firme y contundente en la defensa del presupuesto, para el que la Comisión Europea propone un recorte del 16 por ciento que viene a ahondar en los 1.052 millones de euros que ya hemos perdido en el marco actual".

"Queremos una política agraria comunitaria que mantenga el apoyo a los agricultores pluriactivos, que esté diseñada con perspectiva de género para construir un sector más igualitario, que incluya una limitación máxima a las ayudas repartiendo el importe detraído entre pequeñas y medianas explotaciones de la misma región", ha concluido.