La firma Vinagres de Yema lleva la DOP Vinagre de Jerez a EEUU y se marca Rusia y China como objetivos

Publicado 21/03/2018 11:45:52CET

SEVILLA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La empresa familiar Vinagres de Yema comercializa la denominación de origen más antigua de España, DOP Vinagre de Jerez, en mercados como Estados Unidos, América Latina y Europa, y se ha marcado Rusia y China como sus dos próximos objetivos.

Según la información de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), detrás de esta firma se encuentra Carmelo Navarro, antiguo símbolo del Cádiz FC en los años 80 y que hoy lleva el nombre de su tierra por el mundo con sus vinagres.

La compañía produce un producto "único e insustituible que sólo puede hacerse en el triángulo de oro: Sanlúcar de Barrameda, El Puerto Santa María y Jerez. Y que se distingue completamente de todos los demás del mercado porque es un vinagre cien por cien natural", explica Navarro, que conoció el éxito local como el 'Beckenbauer de la Bahía' en su juventud y que hoy ha logrado el triunfo internacional con Vinagres de Yema.

La empresa comercializa hasta 19 tipos de vinagres, entre los que destacan el Pedro Ximénez y Moscatel, así como vinagre de Jerez Reserva y Gran Reserva. Además, ha evolucionado y apostado por nuevos productos como las cremas balsámicas, con ocho elaborados de diferentes frutas, combinadas con vino de Jerez; o una vinagreta, su última apuesta.

"Gracias a Extenda dimos un paso adelante en la internacionalización de la empresa, ellos nos han facilitado sobremanera la penetración en mercados exteriores", asegura Carmelo Navarro, que también destaca el impulso que suponen las ferias internacionales en las que participan cada año. "Esta lanzadera nos ha ayudado a estar fuera y a ver lo que es realmente el mundo del vinagre. Cada vez que hemos tenido una demanda o una solicitud externa, Extenda ha aportado su ayuda y disponibilidad", comenta el administrador.

Vinagres de Yema fue fundada en 1992 y tras el hito de la construcción de su planta de envasado que tuvo lugar en 2009, esta pequeña empresa de El Puerto de Santa María que comenzó con cuatro empleados, tiene una plantilla de 17 personas hoy día y cuenta con grandes clientes entre los que se encuentran marcas de la envergadura de Unilever, Hijos de Ybarra, Aceites del Sur, Mueloliva u Hojiblanca.