El Hospital de La Línea (Cádiz) atiende más de 300 pacientes en su nuevo Hospital de Día Polivalente

Control de enfermería de Hospital de La Línea
JUNTA
Publicado 16/08/2018 17:13:34CET

LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN (CÁDIZ), 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Hospital de La Línea de la Concepción (Cádiz) ha atendido ya a un total de 339 pacientes en su nuevo Hospital de Día Polivalente, un recurso que evita la hospitalización de personas que necesitan técnicas o procedimientos especializados para su diagnóstico o tratamiento.

Según informa la Junta en una nota, la unidad se puso en marcha a finales del pasado mes de junio, coincidiendo con la apertura de las nuevas instalaciones hospitalarias. Está ubicada en la primera planta del Hospital y cuenta con una zona de puestos para los pacientes, en la que se distribuyen ocho sillones y dos camas, además de sala de exploraciones, control de enfermería y sala de espera para usuarios y familiares.

También dispone de dos consultas en la que atiende a los pacientes de cuidados paliativos y de pacientes hospitalarios, destinadas a evitar ingresos y mejorar la accesibilidad de pacientes y familiares, con un sistema de atención ágil y rápido.

El Hospital de Día Polivalente es una alternativa a la hospitalización convencional que persigue mantener a las personas en su domicilio evitando ingresos hospitalarios y reingresos, sobre todo en la atención a los pacientes crónicos complejos.

Este recurso se utiliza para la realización de pruebas diagnósticas, control de signos y síntomas en la reagudización de enfermedades crónicas que no pueden resolverse de manera integral en el ámbito comunitario, o para la administración de fármacos de uso hospitalario, mediante la intervención multidisciplinar, con estancias inferiores a 12 horas diurnas y con actuaciones coordinadas en acto único.

De esa forma, en esta unidad se realizan técnicas o procedimientos especializados como la administración parental de diversos fármacos; hemoterapia; atención a personas hemofílicas; cuidados de enfermerías; biopsias; punción de cavidades; recuperación de pruebas diagnósticas terapéuticas de diversas especialidades; y tests de diagnósticos específicos.

Todo ello permite ofrecer numerosas ventajas tanto a pacientes como a los propios profesionales sanitarios. Así, en el caso de los primeros, la estancia en el hospital de día polivalente, reduce el riesgo de infecciones nosocomiales, facilita la realización de tratamientos complejos sin tener que permanecer ingresados durante varios días y previene futuras hospitalizaciones.

En cuanto al personal sanitario, esta unidad le permite programar los tratamientos de forma más directa y flexible, y realizar un seguimiento más estrecho del paciente.