La Junta entrena a unos 200 universitarios de la provincia de Cádiz en técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar

Formación de la Junta en RCP en el Campus de Puerto Real
JUNTA
Publicado 25/04/2018 12:52:24CET

PUERTO REAL (CÁDIZ), 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 y la Universidad de Cádiz (UCA) han organizado una jornada de formación masiva para entrenar en técnicas de soporte vital básico a unas 200 personas, entre alumnos y personal docente y de gestión de la universidad gaditana.

Según informa la Junta en una nota, el coordinador asistencial del servicio provincial 061 de Cádiz, Francisco José Ávila, ha inaugurado estas jornadas que han tenido lugar por quinto año consecutivo en el pabellón polideportivo de la UCA, situado en el Campus universitario de Puerto Real.

Su objetivo principal ha sido formar a jóvenes y a profesionales de la educación en las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica, para que ante situaciones en las que fuera necesario puedan aplicarlas y ayudar así a los servicios de emergencias sanitarias a salvar vidas.

Esta iniciativa ha permitido que más de 1.500 jóvenes universitarios hayan tenido acceso estos años a una formación gratuita en primeros auxilios, en la que se les ha enseñado como reconocer una parada cardiorrespiratoria, las técnicas básicas para realizar una reanimación cardiopulmonar y las medidas que hay que tomar ante el atragantamiento en el adulto y en el niño, entre otros aspectos.

Durante tres horas, un total de 30 monitores han entrenado en dos sesiones y en grupos reducidos a los participantes en Puerto Real. Los docentes expertos que han colaborado de forma voluntaria en esta formación pertenecen a la Universidad de Cádiz, al Servicio de Emergencias Sanitarias 061 de Cádiz, a los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias de Bahía La Janda y de Jerez, a Cruz Roja y al servicio de Transporte de Críticos Semyu-112.

Esta modalidad de formación, ya consolidada en Cádiz gracias a otras experiencias previas con la Consejería de Educación, está dirigida a mejorar la atención inicial de los afectados por una parada cardiorrespiratoria, ayudando a reducir secuelas graves e iniciando las técnicas básicas mientras llegan los equipos de emergencias sanitarias.

RECOMENDACIONES

El papel de los testigos presenciales en estas situaciones críticas es fundamental, en tanto en cuanto los cinco minutos posteriores a una parada cardiorrespiratoria son claves para el afectado y es fundamental que la persona que tiene el contacto inicial actúe de forma inmediata, alertando a los equipos de emergencias sanitarias y aplicando entre tanto técnicas de reanimación básicas, como la ventilación boca a boca y el masaje cardíaco externo.

Ante una situación de sospecha de parada cardíaca, la Consejería de Salud recomienda llamar de inmediato al 061, desde donde se les indicará a las personas que se encuentran en el lugar cómo actuar acompañándolos hasta la llegada de los equipos de emergencias.

La supervivencia de muchas de las víctimas depende de que se apliquen las técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar en los primeros tres o cuatro minutos, lo que puede aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50 por ciento de los afectados.