Marina Álvarez señala que el Hospital de Día de Oncología no sustituye al previsto Hospital Oncológico de Córdoba

Vista general del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba
Europa Press/Archivo
Publicado 25/04/2018 12:27:39CET

CÓRDOBA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, ha aclarado este miércoles que el proyectado Hospital de Día de Oncología, que espera que esté concluido en la planta baja del Hospital Provincial para final de año, no sustituye al Hospital Oncológico recogido en el Plan de Modernización Integral del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

A este respecto y en declaraciones a los periodistas, Álvarez, quien ha presidido el acto conmemorativo del décimo aniversario del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (Imibic), ha asegurado que el citado Hospital de Día de Oncología "no supone ninguna alternativa al proyecto que hay" de Hospital Oncológico en el referido Plan de Modernización Integral del complejo hospitalario Reina Sofía de Córdoba, que "por los años de crisis quedó paralizado".

Sin embargo, ahora ya se está dando prioridad "a algunas de las fases de este plan", como es el caso del Edificio de Consultas Externas para el Hospital Materno-Infantil, proyecto éste cuya redacción se ha adjudicado recientemente, y ello sin renunciar al resto de proyectos incluidos en el Plan de Modernización, que se intentará "hacer posible" en función de la disponibilidad presupuestaria.

Entre tanto, según ha señalado, desde la Junta se irá dando "respuesta, con la mejor calidad y confortabilidad", a las necesidades de los pacientes, siendo esa la razón que está detrás del proyectado Hospital de Día Oncológico en el Provincial, que permitirá triplicar la superficie del actual e incorporar mejoras de calado para el paciente, así como reorganizar los flujos de trabajo para adecuarlo a las necesidades.

En concreto, la inversión prevista en este caso será de 315.000 euros y permitirá pasar de los 280 metros cuadrados actuales a los 800 metros cuadrados futuros. Ello permitirá ubicar 36 puestos de tratamiento, frente a los 24 actuales, por lo que el incremento de unidades de tratamiento se aproxima al 50 por ciento, siendo ésta la principal mejora del nuevo hospital.

El mejor equipamiento también redundará en el incremento del confort de los más de 2.100 usuarios que anualmente son atendidos en tratamiento ambulatorio en el Hospital de Día, puesto que los sillones se pueden adaptar y convertirse en cama en caso de que sea necesario.

El crecimiento de la superficie también favorecerá que el nuevo Hospital de Día cuente con zonas comunes, de almacenamiento y de farmacia más espaciosas. En este sentido, un detalle curioso es que prácticamente se duplica el número de aseos, pasando de cinco a nueve. Además, el proyecto incluye algunos espacios que en la actualidad no existen, como una zona de espera dentro del área de consultas.

SEIS MÓDULOS

El nuevo hospital contará con seis módulos (con seis sillones cada uno de ellos y la posibilidad de convertirse en camas) comunicados entre sí por un pasillo y compartirán, en la zona central, un puesto de control de Enfermería, el área de Farmacia (de dispensación y preparación de medicación) y una zona de almacenamiento.

Otra de las mejoras que se introducirá es la creación, a la entrada del Hospital de Día, de una amplia zona de espera. El paciente llegará allí y será llamado por el profesional de recepción a la siguiente zona, que es el acceso a la consulta médica y de enfermería. Actualmente, las consultas de especialista y enfermera no están conectadas, ni tampoco tienen su propia área de espera y control.

En el nuevo espacio, las consultas no solo estarán conectadas entre sí, sino que también cuentan con su propio personal de recepción. Tras este paso, el paciente comenzaría su tratamiento en el módulo correspondiente. Por último, el nuevo Hospital de Día contará con amplias ventanas al exterior, para aportar la máxima luz natural a los espacios.

La práctica totalidad de los pacientes con cáncer que pasan por el Hospital de Día reciben quimioterapia, tratamiento consistente en la administración de fármacos para destruir las células neoplásicas. Otra terapéutica frecuente en estos enfermos es la bioterapia, a base de fármacos que actúan contra nuevas dianas terapéuticas (anticuerpos monoclonales, antiangiogénicos e inmunoterapia, principalmente) que frenan el desarrollo y proliferación de las células tumorales.