Los embalses del Tinto-Odiel-Piedras aumentan casi un 15% sus recursos en el último mes

El delegado de la Junta en Huelva, Francisco Romero, en el embalse del Piedras.
DELEGACIÓN DE LA JUNTA EN HUELVA
Actualizado 22/03/2018 17:47:18 CET

CARTAYA (HUELVA), 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sistema de explotación de la demarcación hidrológica Tinto-Odiel-Piedras ha aumentado sus recursos embalsados un 14,45 por ciento con la sucesión de tres intensos temporales sobre la provincia de Huelva en las cuatro últimas semanas.

Seis de los ocho embalses del sistema se encuentra al cien por cien de su capacidad y, por tanto, aliviando, y los más voluminosos, los del Andévalo y el Chanza, pasan del 80 y el 60 por ciento respectivamente. En conjunto, la cifra ha pasado del 63,12 por ciento antes de las abundantes precipitaciones al 77,57, ha informado la Junta en una nota.

El delegado de la Junta, Francisco José Romero, ha dado a conocer estos datos en una visita a la presa del Piedras, en Cartaya, durante el Día Mundial del Agua, que se celebra cada 22 de marzo desde que las Naciones Unidas lo fijara en 1992.

El máximo representante de la Junta de Andalucía en Huelva ha estado acompañado por el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Antonio Cortés, y el alcalde de la localidad, Juan Miguel Polo.

Francisco José Romero ha precisado que el aumento de recursos se ha concretado en 164,53 hectómetros cúbicos. En cantidad absoluta, la demarcación hidrológica Tinto-Odiel-Piedras acumula 882,40 hectómetros cúbicos de los 1.138,92 de capacidad que tiene la cuenca.

"Aunque es cierto que las reservas en Huelva permitían hacer frente a la sequía con más garantías que en otras provincias, de Andalucía y de toda España, las lluvias eran necesarias para equilibrar nuestros recursos asegurar el suministro en un horizonte de entre tres y cuatro años", ha declarado el delegado de la Junta en Huelva.

En este sentido, Romero ha hecho un llamamiento público para un "consumo responsable del agua, un bien finito que hay que gestionar con medidas técnicas, con sentido común y, muchas veces, solidarias".

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, de hecho, ha advertido de que "es un error pensar que todo el agua de lluvia de una zona concreta es agua acumulada en el embalse de esa zona, ya que intervienen muchos factores en el proceso de captación que matizan los números finales", ha apuntado José Antonio Cortés.

Las copiosas precipitaciones del último mes, no en vano, solo acercan la cifra de agua embalsada a la del pasado año en el mismo periodo. A 22 de marzo de 2017, el volumen era de 990 hectómetros cúbicos, una cantidad superior en más de 100 a la actual.

MEJORAS CONTINUAS EN INFRAESTRUCTURAS

Cortés ha destacado "el esfuerzo continuo de la Junta por mejorar la eficacia y eficiencia de las infraestructuras hidráulicas". De hecho, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio está inmersa en el proceso de licitación de tres obras, con sus correspondientes asistencias técnicas, para mejorar la explotación por valor de 11,1 millones de euros.

Estas actuaciones se llevarán a cabo en la presa de Sotiel Olivargas, los depósitos reguladores y en el Canal del Piedras y forman parte de una inversión global de 62,5 millones de euros en la provincia de Huelva durante los cuatro próximos años.

La obras tienen como objetivos las mejoras y el mantenimiento de infraestructuras agrupadas en el Sistema de Explotación de la Demarcación Hidrográfica Tinto-Odiel-Piedras y la cuenca encomendada del río Guadiana, el Chanza. Las actuaciones están orientadas a evitar situaciones potencialmente graves en el sistema que pudieran colapsar la actividad agrícola e industrial o desabastecer de agua potable a la población de la provincia onubense.

La previsión incluye actuaciones de mantenimiento de ocho grandes presas y del sistema de explotación, mediante fondos propios de la Junta, autofinanciadas, y proyectos específicos para mejoras de eficiencia, seguridad, gestión eficiente de los recursos y reducción de pérdidas a cargo de los fondos europeos Feder.