Un experto en pastos visita la zona afectada por el incendio de La Granada de Riotinto

El experto Alfonso San Miguel visita la zona afectada de La Granada de Riotinto.
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 25/04/2018 18:29:23 CET

LA GRANADA DE RIOTINTO (HUELVA), 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Técnicos de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Huelva han compartido una jornada de trabajo con el catedrático de Pascicultura de la Universidad Politécnica de Madrid Alfonso San Miguel en la zona afectada por el incendio de La Granada de Riotinto (Huelva).

Según ha informado la Junta en una nota de prensa, el reconocido experto en pastos y dehesa colaborará en el proceso de restauración de una superficie de más de 4.000 hectáreas calcinadas el pasado 8 de septiembre. Alfonso San Miguel ha recabado información en su visita a la provincia onubense, a través de una inspección ocular, la toma de imágenes con un dron y la aportación de datos por parte del Servicio de Gestión del Medio Natural de Huelva.

El doctor Ingeniero de Montes realizará un informe en el que incluirá directrices y recomendaciones para la recuperación de la zona que serán incluidas en la hoja de ruta del grupo de trabajo creado a finales de 2017. En él están representados administraciones y otras entidades afectadas, expertos de la Universidad de Huelva y técnicos de las delegaciones territoriales de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, de Huelva y Sevilla.

El objetivo de este estudio se centra en las posibilidades de restauración de las zonas adehesadas afectadas por el incendio, permitiendo su regeneración y su mantenimiento ecológico y económico, a corto, medio y largo plazo.

Las primeras labores se ejecutaron en el monte público propiedad de la Junta de Andalucía 'Dehesa de Jarrama', en el término municipal de Zufre, a donde se extendió el fuego originado en La Granada de Riotinto. El fuego alcanzó, además, la localidad sevillana de El Castillo de las Guardas hasta alcanzar 2.956 hectáreas de arbolado y matorral del total de 4.167,94 y afectar a extensiones con presencia de ganado.

En un primer momento se llevaron a cabo obras de urgencia para evitar, principalmente, la erosión, para en una etapa posterior acometer la reforestación con garantías. El objetivo final es recuperar todas las propiedades de comarca con graves pérdidas, no solo medioambientales, sino también económicas.