En total se intervendrán 7.647 hectáreas

La restauración de la zona del incendio de Moguer comenzará en otoño

[Grupohuelva] Fwd: Nota De Prensa Y Fotografías Visita Área Afectada Incendio De
EUROPA PRESS
Actualizado 22/06/2018 17:53:44 CET

Se repoblará la zona con semillas de armería, coscoja, palmito, alcornoque, enebro, sabina, camarina, barrón, acebuche y lentisco.

MAZAGÓN (HUELVA), 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha anunciado este viernes que las actuaciones previstas para la restauración de la zona afectada por el incendio forestal originado hace casi un año en el paraje de Las Peñuelas en Moguer (Huelva) y que afectó a una superficie de 8.486 hectáreas del entorno de Doñana, comenzarán en otoño con la repoblación de unas 1.000 hectáreas iniciales con una vegetación "más resistente al fuego".

En declaraciones a los periodistas en la zona de la Cuesta Maneli, el máximo titular de Medio Ambiente en Andalucía, acompañado por los alcaldes de Almonte y Moguer, Rocío Espinosa y Gustavo Cuéllar, respectivamente, y por Miguel Ángel Maneiro, técnico de Doñana y coordinador del grupo de trabajo científico que se encarga de diseñar el plan de restauración, ha precisado que la Junta destinará una inversión inicial de dos millones de euros.

Al respecto, Fiscal ha explicado que las principales variedades vegetales que se plantarán serán "variadas y autóctonas conformando un mosaico natural que suponga una garantía de más resistencia al fuego". Se trata de semillas que están germinando en viveros andaluces y que son de armería, coscoja, palmito, alcornoque, enebro, sabina, camarina, barrón, acebuche y lentisco.

En total se intervendrá en 7.647 hectáreas de superficie forestal y se incidirá en la plantación de especies de "alto valor ecológico, vegetación autóctona, propia del bosque Mediterráneo, adaptada al terreno y más resistente al fuego", ha insistido el consejero, quien ha precisado que se trata de "una restauración muy ambiciosa, que tendrá muy presente la adaptación al cambio climático", y que se realizará siguiendo las directrices del grupo de trabajo científico-técnico que se creó para recuperar la zona cuando todavía el fuego estaba activo.

En concreto, sobre la repoblación, José Fiscal ha informado de que las primeras zonas en las que se plantarán las semillas serán las que presentan una mayor sensibilidad ambiental, como son las dunas, médanos, lagunas temporales y zonas de cárcavas y arroyos.

"Supondrá un importante labor de reforestación y muy diferente. Solo de enebro marítimo en la zona de las dunas se colocaran unas 30.000 plantas", ha apuntado Fiscal, quien ha recordado que la revegetación se realizará con las especies que se han cultivado en los viveros a lo largo de estos meses.

Asimismo, el grupo de trabajo científico-técnico ya ha informado a la comisión del ramo del Consejo de Participación de Doñana, a la espera de exponer oficialmente las principales medidas del documento que marca la hoja de ruta de las labores que se van a acometer en el próximo pleno de este órgano consultivo.

UN NUEVO PROYECTO EN PARALELO

Por otro lado, el consejero ha indicado que la Consejería impulsará un nuevo proyecto, financiado con fondos Feader, para el seguimiento de la respuesta del medio natural tras el incendio, en el que, en paralelo al proyecto de restauración, se acometerá el levantamiento de indicadores sobre riesgos de erosión eólica e hídrica, sobre especies indicadoras de flora y fauna, estado de conservación de Hábitats de Interés Comunitario, aparición de exóticas invasoras, entre otras.

Además, se contempla apoyo para la divulgación de información relacionada con el incendio y sensibilización de la ciudadanía. Esta iniciativa contará con un presupuesto de 300.000 euros y contará con un horizonte temporal de dos años.

ACTUACIONES EN VERANO

En relación a las actuaciones que se están realizando en estos momentos y continuarán en verano, prosiguen las cortas de pies quemados, la sujeción del terreno en zonas de pendiente para la estabilización de la duna en zonas expuestas a los vientos marinos, usando los restos de pies calcinados, para posteriormente incidir en restauración de la vegetación mediante plantación y siembra de especies autóctonas adaptadas a las condiciones del terreno. En total se calcula que se retirarán unas 200.278 toneladas de madera.

Hasta el mes de mayo, la Junta de Andalucía ha invertido en total unos 720.000 euros en obras de emergencia, complementadas con las actuaciones financiadas por el Ministerio de Transición Ecológica, a las que se destinó un millón de euros. En primer lugar, se desarrollaron tareas vinculadas a la seguridad de las personas --retirada de árboles con riesgo de caída en zonas transitadas o retirada de pasarelas, entre otras-- y, posteriormente, se desarrollaron otras centradas en el freno de la erosión y la protección de árboles vulnerables.

El titular de Medio Ambiente ha señalado que los trabajos han surtido efecto y las lluvias de la primavera han favorecido la germinación de especies silvestres, además de consolidar el rebrote de matorral y arbolado que se había producido tras el incendio, lo que será muy favorable para su regeneración natural.

Finalmente, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha vuelto a agradecer la respuesta masiva y solidaria de la ciudadanía, que desde el primer momento quiso colaborar para recuperar un enclave tan emblemático como Doñana.

Fiscal ha señalado que la Consejería buscará los mecanismos para que todos los inscritos, además de estar informados periódicamente de todos los trabajos como hasta ahora, puedan seguir colaborando a través de nuevas actividades de voluntariado y educación ambiental como las que ya se han llevado a cabo a lo largo del año, como la recolección de semillas o las jornadas informativas celebradas en Moguer y Almonte.

"NOS PARECE MENTIRA"

Por su parte, el técnico de Doñana y coordinador del grupo de trabajo científico que se encarga de diseñar el plan de restauración, Miguel Ángel Maneiro, ha precisado que le parece "mentira" que un año después se pueda contar directamente con las directrices emitidas en este plan, que van a "permitir enfocar la recuperación con solidez técnica y científica".

En este sentido, ha destacado "el papel tan importante que ha jugado la lucha contra la erosión eólica", así como que "los trabajos se han realizado de forma manual para no afectar a la fragilidad de los ecosistemas".

Por su parte, el alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, ha subrayado "la fortaleza que ha demostrado la tierra en la que hemos visto, siguiendo las recomendaciones de los expertos, que en un tiempo récord lo que era negro hoy es verde, gracias a este plan de trabajo y a las lluvias", a lo que ha añadido la alcaldesa de Almonte que "la naturaleza nos ha dado una lección tras una catástrofe que ha generado a su vez esperanza y compromiso".

UN AÑO DEL INCENDIO

En concreto este incendio forestal afectó a una superficie de 8.486 hectáreas, de un perímetro total de 10.339 hectáreas de los términos municipales de Moguer, Almonte, Lucena del Puerto y Palos de la Frontera.

El fuego, que afectó a dos espacios protegidos como son el Parque Natural de Doñana y el Paraje Natural Laguna de Palos y Las Madres, se dio por controlado el 27 de junio y por extinguido el 4 de julio gracias a la rápida actuación del Plan Infoca.

En las labores de extinción trabajaron alrededor de 700 efectivos, entre bomberos forestales de Infoca, agentes de medio ambiente, Brigada de Investigación de Incendios Forestales, Unidad Militar de Emergencia, con 160 efectivos, y cuantos conformaron el equipo de actuación.

Contador