La Junta destaca la utilidad de ayudas para accesibilidad en viviendas de familias con mayores o personas discapacitadas

Reunión sobre las ayudas para accesibilidad en viviendas.
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 16/05/2018 18:27:13 CET

JAÉN, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El delegado territorial de Fomento y Vivienda en Jaén, José Manuel Higueras, ha informado sobre las ayudas para accesibilidad en viviendas de familias con mayores o personas con discapacidad y ha destacado que son "muy útiles" para un sector "desfavorecido" de la población.

Así lo ha señalado en la reunión que ha mantenido con responsables de los ayuntamientos de las comarcas Sierra Sur y Jaén para analizar la convocatoria para 2018 de subvenciones para las actuaciones acogidas al Programa de Adecuación Funcional Básica de Viviendas del Plan Marco de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020.

Según ha explicado, es la primera de las cinco sesiones informativas programadas con el objetivo de que estas ayudas alcancen al mayor número de familias posible. Al hilo, ha recordado que en la pasada convocatoria se beneficiaron en la provincia unas 270 familias con la movilización conjunta de 370.000 euros de inversión.

"Son ayudas muy útiles dirigidas a un sector de la población más desfavorecido, como son las personas mayores o con cualquier discapacidad, que buscan hacer sus viviendas más accesibles, cómodas y fáciles para vivir", ha afirmado Higueras.

La Consejería de Fomento y Vivienda ya ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la orden por la que se concederán dos millones de euros en ayudas a familias andaluzas con personas mayores de 65 años o con algún miembro con algún tipo de discapacidad y movilidad reducida o grandes dependientes, con el fin de que puedan acondicionar sus viviendas para adaptarlas a sus necesidades.

La Junta estima que se podrán otorgar en torno a 1.500 subvenciones, que se concederán a través del Programa de Adecuación Funcional Básica, una línea de ayudas a la rehabilitación recogida en el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, en vigor hasta 2020.

Esta orden recoge las bases, requisitos y condiciones de la convocatoria. Los interesados cuentan con un plazo de dos meses --hasta el 11 de julio-- para solicitar las ayudas en las Delegaciones Territoriales de Fomento y Vivienda donde se ubiquen las viviendas. Higueras ha recordado que se trata de un programa "pionero" que supone "ayudar a personas con pocos recursos a realizar cambios y reformas en su viviendas, que mejoran notablemente su vida cotidiana".

La subvención concedida a través de este programa ascenderá a un máximo de 2.000 euros por solicitante, de los que 1.400 euros se destinarán a la ejecución material de los trabajos y los 600 euros restantes a sufragar los honorarios de la asistencia técnica si se requieren.

El delegado de Fomento y Vivienda ha apuntado que esos incentivos posibilitarán la adaptación del interior de las viviendas o la mejora de seguridad de algunos elementos de la vivienda habitual y permanente de este colectivo.

La supresión de barreras arquitectónicas, como la adecuación del ancho de las puertas; la mejora de la seguridad de la instalación eléctrica o de gas, la instalación de suelo antideslizante y de asideros en los baños, así como la sustitución de bañeras por platos de duchas o la colocación de pasamanos en los pasillos son algunas de las obras cubiertas.

El programa de Adecuación Funcional Básica recoge una subvención que cubre el 70 por ciento del presupuesto de la obra financiado por la Junta, asumiendo los destinatarios el resto del coste total que asciende al 30 por ciento.

Podrán solicitar estas ayudas los mayores de 65 años, las personas que tengan reconocido al menos un 40 por ciento de grado de discapacidad y movilidad reducida; así como aquellas que tengan reconocida una gran dependencia en grado 3, siempre que sus ingresos familiares no superen los 2,5 veces el Iprem (Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples) y que la vivienda objeto de la ayuda se destine a residencia habitual.

Se trata de un programa exclusivamente andaluz que desde 2002, cuando se aprobó el Decreto de apoyo a las familias andaluzas, ha mejorado la habitabilidad de las viviendas de 72.549 familias con una inversión de 94,5 millones de euros.

Contador