La Junta destina 1,2 millones anuales a los 20 centros de atención infantil temprana en la provincia

Visita del Centro de Atención Infantil Temprana de Aprompsi
EUROPA PRESS/JUNTA
Actualizado 18/01/2018 17:25:47 CET

JAÉN, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía destina, a través de la Consejería de Salud, más de 1,2 millones de euros a la atención de menores de cero a seis años que presentan trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. En la provincia de Jaén hay un total de 20 centros de atención infantil temprana (CAIT) que ofertan 1.056 plazas cada año.

La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega, que ha visitado el CAIT de Aprompsi, ha destacado que "el aumento de recursos humanos, materiales y económicos que el Gobierno andaluz impulsó en 2016 ha permitido que los menores puedan recibir los cuidados en el plazo más breve posible".

A ello ha contribuido el haber puesto en marcha "un plan de tratamiento personalizado basado en el nuevo modelo integral por el que apuesta la nueva normativa y que agrupa las intervenciones en los ámbitos sanitario, educativo y social".

En este sentido, Teresa Vega ha destacado que la puesta en marcha de este nuevo decreto ha permitido aumentar el presupuesto provincial en más de un 50 por ciento y dar respuesta a las necesidades que presentan los menores con trastornos en su desarrollo en un plazo máximo de 30 días.

"Esta iniciativa vuelve a situar a Andalucía en una región pionera en la atención infantil temprana con una de las legislaciones más avanzadas a nivel nacional y que va a permitir que en el año 2019 el presupuesto regional en esta materia alcance los 33 millones de euros", ha subrayado.

Las fases de la detección precoz de la alteración se estructuran en la prevención primaria para evitar riesgo de sufrir posibles alteraciones, prevención secundaria en la que se trabaja para evitar que los niños y niñas con riesgo de sufrir trastornos lleguen a sufrirlos y en la prevención terciaria que se lleva a cabo con menores que tienen alguna discapacidad y se centra en el conseguir el mayor desarrollo posible y la mejor calidad de vida posible.

"Una vez detectado el trastorno, se realizan actividades de forma integral y en coordinación entre los diferentes profesionales y sectores que se relacionan con los menores y las menores y sus familias", ha apuntado Teresa Vega.

Asimismo, la delegada de Salud ha señalado que cada centro de atención infantil temprana trabaja para mejorar las habilidades de atención a los sonidos, imágenes, sus capacidades para moverse, gatear, imitar gestos o agarrar objetos. "La adquisición del lenguaje es otra de las líneas de trabajo en estos centros a través de juegos, puzzles o música los niños y niñas pueden desarrollar su capacidad de comunicación, además de realizar ejercicios de lengua, respiración y pronunciación", ha detallado.

Por último, Teresa Vega ha remarcado que los primeros años de vida son la base del desarrollo de los niños y niñas y por eso es muy importante el trabajo de los centros de atención infantil temprana con el fin de potenciar sus habilidades. "Es muy importante que la familia se implique en el tratamiento para ver cómo los profesionales trabajan para potenciar el desarrollo del niño o la niña, potenciar sus habilidades, para que puedan continuar estimulando a su hija o hijo en casa", ha indicado.

La provincia de Jaén cuenta, desde el año pasado, con una unidad de valoración que amplía y refuerza la asistencia a los menores de cero a seis años con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, a través de medidas de prevención, detección precoz, diagnóstico, tratamiento y participación de las familias y del entorno social.

Esta unidad constituye el primer nivel de atención especializada. Así, ante la sospecha de que un menor presente trastorno del desarrollo o riesgo de padecerlo, el pediatra de Atención Primaria iniciará el trámite de derivación a la Unidad de Atención Infantil Temprana.

Los profesionales de esta unidad se encargan de valorar las necesidades de los menores sobre la base de un diagnóstico funcional que incluye el estudio de las familias y el entorno, deciden la idoneidad de la intervención y, en su caso, la derivación a uno de los 20 centros de atención infantil temprana (CAIT) que funcionan en la provincia de Jaén especificando además el plan inicial de intervención.

El trabajo de esta Unidad garantiza la coordinación entre profesionales de los CAIT y los centros de salud, así como la continuidad asistencial entre los equipos de Pediatría de Atención Primaria y de la red hospitalaria.