Junta invertirá más de tres millones de euros en actuaciones de mejora de las carreteras de la comarca de Cazorla (Jaén)

Reunión con alcaldes de la comarca de Cazorla
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 18/07/2018 18:13:30 CET

HUESA (JAÉN), 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía destinará un total de 3,18 millones de euros de inversión para el desarrollo de actuaciones de mejora de la seguridad vial en las carreteras de la comarca de Cazorla, según ha anunciado el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, que ha mantenido una reunión con los alcaldes de la zona para explicarles los detalles de estas intervenciones.

Las obras previstas para la seguridad vial alcanzan los 2,98 millones de euros, de los que 1,18 millones se destinan a la nueva variante de Quesada, cuyos trabajos ya se encuentra en ejecución. Además, se va a acometer la mejora de la A-315 Ceal-Huesa, con 1,1 millones de euros de inversión y que se encuentra actualmente en la fase de evaluación de la propuesta presentada por la empresa adjudicataria.

La Consejería proyecta también la mejora de la A-315 en Torreperogil, con un montante de 779.000 euros y cuyos trabajos previos están ya muy avanzadas con el inicio el pasado día 13 de julio del proceso de licitación de obras.

El consejero ha señalado que a estas actuaciones se suman las obras de emergencia que por un importe de 225.615 euros se realizan actualmente en la A-315, en el término municipal de Quesada, cuyas obras se encuentran ya a un 80 por ciento de ejecución. López ha subrayado el valor e importancia de estas actuaciones para mejorar la A-315, vía perteneciente a la red complementaria de la red autonómica que conecta Torreperogil con Baza, y que constituye un nexo de unión clave entre Jaén y Granada. Además, la vía, es también una de las principales puertas de entrada al Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

En esta carretera se han proyectado y están ya en desarrollo varias obras en materia de mejora de la seguridad vial, en concreto dos actuaciones en el tramo Torreperogil-Peal del Becerro y otra en el tramo Ceal-Huesa, junto a la variante de Quesada y una obra más de emergencia en este mismo municipio.

La mejora de la carretera A-315 se localiza entre los puntos kilométricos 2+260 y 2+760, donde la actuación va destinada a corregir dos patologías geotécnicas que se han detectado y que afectan al firme de la carretera, formando grietas y deformaciones importantes, que afectan a la conducción y a la seguridad.

La obras, con 779.000 euros de inversión, van a consistir en la estabilización del talud que causa estas deformaciones, con la ejecución de una pantalla de 180 metros de longitud con pilotes arriostrados para conseguir que queden empotrados a los terrenos que se deslizan.

Se prevé igualmente la limpieza de cuatro pozos de drenaje y la construcción de otros cuatro en un muro de escollera existente en la margen izquierda de la carretera. También se actuará en los puntos kilométricos 2+260 a 2+440 de esta vía, donde se ha detectado una incidencia similar a la de los tramos anteriores y para cuya solución se ha proyectado igualmente una propuesta parecida con la ejecución de una pantalla con pilotes arriostrados.

Entre los puntos kilométricos 2+655 y 2+760 se ha detectado también una segunda incidencia que afecta a los dos carriles. El tramo de la A-315 comprendido entre Huesa y Ceal pretende mitigar las numerosas inestabilidades debido a varios factores relacionados con la litología de los suelos, para la que se prevé invertir 710.000 euros en una actuación que está en proceso de adjudicación.

El proyecto prevé actuar en cinco puntos a lo largo de un kilómetro llevando a cabo la instalación de mallas de torsión, micropilotes de sustentación, el relleno de grietas y fisuras, así como la instalación de planchas de hormigón que corrijan las deficiencias detectadas.