Liberado en La Iruela el segundo pollo de quebrantahuesos en lo que va de año

Suelta del pollo de quebrantahuesos Iruela.
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 22/05/2018 19:06:43 CET

LA IRUELA (JAÉN), 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha liberado este martes en La Iruela (Jaén) el segundo pollo de quebrantahuesos en lo que va de año en un acto en el que han participado escolares del municipio.

La suelta se ha producido dentro del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía, en el marco del Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas. El pollo hoy lleva por nombre Iruela y se suma al soltado la pasada semana en Cazorla y que ha sido denominado Biosfera.

El delegado territorial, Juan Eugenio Ortega, ha participado en este acto público que también ha contado con la colaboración del personal de la Fundación Gypaetus, agentes de Medio Ambiente, el Infoca o el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas.

"De esta manera, el público asistente puede conocer más de cerca esta especie, la labor que desarrollan los especialistas que nos acompañan y la importancia de conservar y mantener nuestro medio ambiente", ha explicado.

Ortega ha señalado que la relevancia de este acto viene determinada por dar a conocer la importante apuesta de la Junta por el proyecto de reintroducción del quebrantahuesos que tras 33 años sin proceso reproductivo y tras un largo trabajo, en el año 2015 consiguió que naciera el primer pollo en libertad, en 2017 dos más y en 2018 otros dos.

Ha subrayado que durante este año, el Centro de Cría de Quebrantahuesos ha tenido "un gran éxito" al haber logrado el nacimiento de nueve pollos (de 14 huevos puestos) de los que han sobrevivido ocho y con tan solo siete parejas reproductoras. Además, se han adoptado tres pollos procedentes de otros centros de cría.

La última reproducción en Andalucía de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) se produjo en 1983 y el último ejemplar dejó de verse en 1986. Los cebos envenenados, el furtivismo o el expolio de nidos han sido las principales causas de mortalidad no natural. Dos años después, la Junta de Andalucía evaluó la viabilidad del proyecto de reintroducción y concluyó que las serranías de Cazorla reunían condiciones para albergar 15 parejas.

Tras contactar con la Foundation for the Conservation of the Bearded Vulture, en 1996 se construyó en Cazorla del Centro de Cría Guadalentín. Alberga 22 quebrantahuesos, con siete parejas reproductoras. La producción de pollos ha aumentado desde la inauguración y, junto a la tasa de supervivencia, le ha convertido en uno de los centros más importantes.

Incluyendo a Iruela, 51 ejemplares de quebrantahuesos se han liberado desde 2006 en los parques naturales de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) y Sierra de Castril (Granada), en al marco del proyecto de reintroducción que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para conseguir una población autónoma y estable de las especie en la región.

El sistema elegido para la suelta ha sido el de la cría campestre o 'hacking', una técnica originalmente utilizada en cetrería que tiene como objetivo conseguir que el ejemplar liberado asimile el área de la liberación como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse.