El Plan Director de las Dehesas prevé 86 millones de inversión inicial hasta 2021

Presentación del  Plan Director de las Dehesas en Andalucía
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 14/02/2018 8:36:08 CET

LA CAROLINA (JAÉN), 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha presentado en La Carolina (Jaén) el Plan Director de las Dehesas de Andalucía, aprobado en octubre del año pasado por el Consejo de Gobierno. Este Plan prevé hasta el año 2021 una inversión inicial de más de 86 millones de euros del Programa de Desarrollo Rural (PDR), su principal fuente de financiación.

Su objetivo es asegurar la viabilidad económica y ambiental de este ecosistema único en Europa de gestión sostenible de los recursos agroganaderos y forestales, que en Andalucía ocupa 1,2 millones de hectáreas, el 27 por ciento del territorio de la comunidad autónoma.

Esta nueva planificación beneficiará a más de 14.000 explotaciones de dehesa, en su mayoría de ganadería extensiva. El documento, elaborado con la participación de las organizaciones representativas del sector y con los informes preceptivos de la Comisión Andaluza para la Dehesa, tendrá una vigencia de 20 años y revisiones cada cinco.

Incluye 17 líneas estratégicas para mejorar la rentabilidad de las producciones, hacer frente a sus principales amenazas (el decaimiento del arbolado y la crisis de los mercados ganaderos, entre otros), y potenciar el valor ambiental, social y cultural de las zonas con dehesas. Asimismo, contribuirá a impulsar la cohesión territorial y la diversificación económica en los casi cien municipios andaluces que tienen una presencia destacada de dehesas.

Desde el punto de vista medioambiental, la dehesa tiene actualmente asegurada en Andalucía un alto nivel de protección a través de la normativa autonómica en materia forestal, de lucha contra incendios y de espacios naturales, además de la ley específica de impulso a este sistema de producción aprobada por el Parlamento autonómico en 2010.

La comunidad cuenta con la Reserva de la Biosfera de las Dehesas de Sierra Morena, declarada por la Unesco en 2002 y que con sus 424.000 hectáreas es el mayor espacio protegido de este tipo en España y uno de los mayores del planeta.

Según José Fiscal, una de las claves por la que la participación es vital para el éxito de este plan es que el 91 por ciento de la superficie de dehesa de Andalucía es de titularidad privada.
"Necesitamos el apoyo de otras administraciones y de las iniciativas privadas, de colectivos y de todo aquel que tenga contacto con este paisaje para poder mantener este ecosistema vivo, medioambientalmente sostenible, y socialmente rentable", ha subrayado.

Para garantizar la transparencia y la participación, el plan, que ya puede consultarse en las páginas webs de las consejerías de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, y Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, prevé la creación de un comité encargado del seguimiento y revisión del mismo.

El consejero ha afirmado que "estamos comprometidos con la voluntad de todos los andaluces expresada por su Parlamento de conservar la dehesa". Una conservación que pasa porque "continúen siendo espacios sabiamente explotados por el ser humano para que sigan siendo lugares de excelencia en cuanto a su biodiversidad, su paisaje o como suministradores de otro gran número de servicios ambientales".

Fiscal ha subrayado que "queremos garantizar la simplificación administrativa, de tal manera que los ciudadanos tengan mayor agilidad a la hora de acceder a recursos y poner en marcha actuaciones, que estén en sintonía con el Plan Director de las Dehesas".

Entre las medidas previstas, destacan el apoyo específico a la conservación del arbolado en las formaciones adehesadas, con una previsión presupuestaria de 30,5 millones de euros correspondientes al Programa de Desarrollo Rural de Andalucía que la Junta de Andalucía va a poner en marcha en las próximas convocatorias de ayudas.

Por otra parte, el documento incluye las directrices para los planes de gestión integral, que serán desarrollados voluntariamente por los titulares de las explotaciones y cuya realización se considera criterio prioritario en el acceso a las ayudas públicas, tanto agrarias como ambientales.

En la actualidad, la conservación de este ecosistema está muy comprometida por una serie de causas, que están rompiendo el equilibrio de sus recursos y del sistema de explotación. A una situación ya grave de envejecimiento y de falta de renovación del arbolado, se le ha sumado en las últimas décadas la severa incidencia de la podredumbre radical y otros factores que provocan decaimientos que, coloquialmente, se encuadran bajo la denominación de seca.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha adelantado que "estamos diseñando un servicio de diagnóstico y asesoramiento sobre la seca para divulgar lo que se conoce. Porque si hay algo que urge es renovar las encinas de nuestras dehesas".