Más de 10.000 escolares aprenden a vivir y sentir el patrimonio cultural con un programa de la Junta

Nota Educación Jornada Patrimonio
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 14/02/2018 16:57:39 CET

MÁLAGA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 36 centros docentes de la provincia de Málaga están inscritos este curso escolar en el programa 'Vivir y sentir el patrimonio', organizado por la Consejería de Educación, y en que participan 10.400 escolares y 740 docentes.

Responsables del programa participan este miércoles en una jornada a formativa que organiza el Centro del Profesorado de Málaga y el Gabinete Pedagógico de Bellas Artes en las instalaciones del Museo de Málaga.

El acto inaugural ha estado presidido por la delegada territorial de Educación, Patricia Alba, y la directora del Museo, María Morente, que ha dado la bienvenida a los asistentes. También ha intervenido el jefe del Servicio de Ordenación Educativa de la Delegación Territorial de Educación, David Márquez.

Alba, por su parte, ha destacado la labor del profesorado "que promueve entre el alumnado el disfrute, el conocimiento y la comprensión de los valores de los bienes culturales asociados a nuestro patrimonio".

Ha recordado que la Consejería de Educación ha declarado recientemente los Institutos de Enseñanza Secundaria (IES) Pedro Espinosa de Antequera, Luis Barahona de Soto de Archidona, y Nuestra Señora de la Victoria y Vicente Espinel de la capital como Institutos Históricos Educativos de Andalucía, "un reconocimiento que no hace más que poner de manifiesto que forman parte destacada del patrimonio educativo de nuestra provincia".

Estos centros desarrollan proyectos que han de tener un carácter innovador, y exploran la aplicación de todas las posibilidades que brindan las webs 2.0 y 3.0, que permiten una educación complementaria a la educación presencial, promoviendo la construcción de nuevos modos de organizar y acceder a la información y a los conocimientos.

El desarrollo del programa ha de hacerse desde un enfoque interdisciplinar, atendiendo a la diversidad del patrimonio y de sus valores, y debe procurar la participación e implicación social, fomentado la sensibilización hacia el bien que permita su valoración, cuidado y conservación y promoviendo su rentabilidad social, cultural y económica, ha explicado.

La jornada formativa ha incluido un intercambio de buenas prácticas articulado en torno a las líneas de trabajo que desarrollan en el programa, como el flamenco, el entorno cultural, el patrimonio monumental, el patrimonio inmaterial y el paisaje cultural y ha concluido con una visita guiada al museo.