La Junta valora "esfuerzos" por dar "mayor estabilidad" a profesionales de Pediatría y apuesta por aumentar plantilla

Marina Álvarez en Málaga
JUNTA
Publicado 16/03/2018 20:14:35CET

Recuerda que el SAS oferta 355 plazas de Pediatría de Atención Primaria en la Oferta de Empleo Público de 2016 y la de estabilización

MÁLAGA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha puesto en valor los esfuerzos que está realizando Andalucía para dar mayor estabilidad a los profesionales de Pediatría que trabajan en los centros de salud, al mismo tiempo que se sigue apostando por aumentar la plantilla actual.

Durante la inauguración de las XXII Jornadas Asociación Andaluza de Pediatría de Atención Primaria, que se celebran en Málaga, Álvarez ha recordado medidas como el proceso de interinización, que ha permitido convertir en interinos a más de 15.000 eventuales en Andalucía.

Además, se ha referido a las diferentes ofertas públicas de empleo en marcha, apuntando que en las Ofertas de Empleo Público de 2016 y la de estabilización se ofertarán 355 plazas de Pediatría de Atención Primaria; la mayor oferta de plazas de especialistas en formación para este año, con 65 plazas; y el aumento de pediatras contemplado en la Estrategia de Renovación de Atención Primaria, con 44 nuevos profesionales más entre el último trimestre de 2017 y a lo largo de este año "para desdoblar los cupos más complejos o masificados".

Para la titular de Salud, la mejora de la dotación de personal y la garantía de estabilidad en el puesto son dos objetivos "prioritarios" que hay que abordar en este nivel asistencial.

De igual modo, ha puntualizado que en estos momentos en España la falta de estos especialistas "se ha convertido en un problema para el conjunto del Sistema Nacional de Salud", apuntando que un 30 por ciento de las plazas de Pediatría de Atención Primaria tienen que cubrirse por especialistas en Medicina de Familia.

"Las causas tienen sus raíces en las políticas desarrolladas por el Gobierno central en detrimento de la sanidad pública durante los últimos años", ha asegurado la consejera, que ha defendido el modelo actual de Andalucía, basado en una Atención Primaria "fuerte", en el que la Pediatría forma parte del equipo multidisciplinar en el centro de salud.

Las zonas de mayor dificultad de cobertura son las zonas rurales, por lo que en Andalucía se trabaja para garantizar la presencia de estos especialistas abordando en la Mesa Sectorial de Sanidad con las organizaciones sindicales diferentes líneas para incentivar la ocupación de estos puestos.

De igual modo, la titular de Salud ha recordado que en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en noviembre de 2017, solicitó expresamente al Ministerio de Sanidad el desarrollo urgente de medidas para paliar la escasez de especialistas que afecta al conjunto de comunidades autónomas.

PROBLEMAS DE SALUD EN LA INFANCIA

Por otro lado, Álvarez se ha referido durante su conferencia de inauguración a problemas de salud que están aumentando en la población infantil y que tienen que ver con condiciones y estilos de vida, más que con determinantes biológicos o genéticos.

Así, ha hablado de la obesidad, el cáncer, los problemas de salud mental o las distintas formas de violencia. "En la actualidad asistimos a nuevos retos en la salud infantil, que se encuentran en la base de problemas de salud importantes", ha manifestado.

En este sentido, Álvarez ha enfatizado que, en los últimos años, ha aumentado el riesgo de pobreza y exclusión en la población infantil, debido al impacto de la crisis y a las medidas de austeridad aplicadas. En este sentido, ha afirmado que no se debe minusvalorar el riesgo que supone esta situación desfavorable sobre la salud y las oportunidades de desarrollo personal, ya que "gran parte del gradiente socioeconómico y de las desigualdades se originan en la primera infancia".

Por ello, ha resaltado que desde el Sistema Sanitario Público de Andalucía se ha dado prioridad absoluta a la Atención Temprana y a la Atención Primaria, como forma de garantizar un seguimiento integral y longitudinal de la salud infantil, teniendo en cuenta el contexto familiar y social.

Álvarez ha recordado que el Sistema Sanitario Público de Andalucía se ha configurado como una oportunidad para promover la equidad en el bienestar infantil, "debido a su carácter público y universal, financiado por impuestos generales, lo que le otorga un importante carácter redistributivo".

Junto a ello, ha asegurado que, en las últimas décadas, se ha avanzado en la mejora de la salud infantil, con una importante reducción en mortalidad y enfermedades evitables, y se ha producido una mejora en la calidad de la atención pediátrica y en la continuidad de los cuidados en procesos crónicos o al final de la vida.

"Este avance significa una mayor garantía de derechos en una infancia diversa", ha manifestado la consejera, al tiempo que ha expresado sentirse orgullosa de la apuesta que Andalucía viene haciendo "por reconocer el derecho a la identidad y la expresión de género desde la infancia y, particularmente, el compromiso de la Pediatría andaluza con la garantía de este derecho".

Según Álvarez, a estas mejoras han contribuido los distintos grupos de trabajo encargados de configurar las políticas de salud infantil, así como la Estrategia de Renovación de la Atención Primaria, el Programa de Salud en la Infancia y la Adolescencia, la Comisión Asesora de Vacunas, las comisiones PROA y Pirasoa para combatir las resistencias antibióticas, las comisiones de Humanización de la Atención Perinatal, la Comisión Asesora sobre Calidad y Eficiencia en la Prestación Farmacéutica Ambulatoria o los Comités de ética.

En este contexto, ha considerado de especial interés el trabajo del grupo que está definiendo el catálogo para el acceso a los recursos diagnósticos en Atención Primaria, con el fin de ejercer al máximo las competencias especializadas y avanzar en la capacidad de resolución.