Un protocolo para mejorar la seguridad en menores ingresados en la UCI del Materno de Málaga gana un premio nacional

Profesionales de enfermería de la UCI Pediátrica del Materno por seguridad pacie
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 19/07/2018 13:42:26CET

MÁLAGA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de Enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) del Materno Infantil, perteneciente al Hospital Regional de Málaga, ha ganado por segundo año consecutivo un premio nacional de la Sociedad Española de Cuidados Intensivos Pediátricos gracias a un estudio que ha logrado reducir en un 30 por ciento las extubaciones no planificadas.

Los profesionales que se han hecho con el premio son Ana Suárez, José Miguel García Piñero, María Rivas y Lola Rodríguez. El equipo de enfermeras de esta unidad ya se hizo con este galardón en el mismo congreso de 2017, cuando presentaron un trabajo observacional de seis años sobre extubaciones no planificadas --salida de tubo endotraqueal que permite asegurar la respiración asistida-- en los menores ingresados en la UCIP del Materno Infantil.

Entre las variables estudiadas se tuvieron en cuenta, entre otras, el estado clínico del paciente, el índice de ocupación de la unidad, la turnicidad, la dotación de personal, el número de pacientes ingresados o la experiencia de la plantilla de enfermería, según ha informado la Junta en un comunicado.

En la edición de este año, celebrada en Granada, los profesionales han presentado los resultados de la implementación de un protocolo para reducir estos eventos adversos. Las medidas llevadas a cabo en esta unidad el pasado año han reducido en más de un 30 por ciento la incidencia de las extubaciones no planificadas.

Se trata de medidas relativas a la sedación del paciente, la monitorización por turno de la raíz del tubo endotraqueal, la capacitación continua de los profesionales en el manejo del paciente en ventilación mecánica y la concientización y declaración de este incidente como evento adverso en el Observatorio de Seguridad del Paciente del Servicio Andaluz de Salud.

El grupo de enfermeras se planteó la reducción de estos eventos adversos y ha trabajado para ello durante un año porque, como afirma García Piñero, "entre otras consecuencias las extubaciones no planificadas pueden aumentar el tiempo de conexión del paciente a ventilación mecánica y, por tanto, los días de estancia en cuidados intensivos".

La reducción de la incidencia de extubaciones no planificadas se ha convertido en un indicador de calidad para la seguridad del paciente en las unidades de cuidados intensivos, de ahí la relevancia de este trabajo, han resaltado, "con una importante repercusión en la seguridad de los pacientes ya que en estos ingresos se encuentran sometidos a procesos médicos muy complejos".

En este sentido, las medidas implantadas en la UCIP del Hospital Materno Infantil mejoran la seguridad de sus pacientes pediátricos y la calidad asistencial que se les presta.