Contador

Arellano dice que la nueva ley andaluza de emprendimiento contribuirá a apuntalar la recuperación económica

Jornadas de la CEA sobre 'La creación de empresas ante la perspectiva económica'
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 19/06/2017 13:41:12CET

El consejero de Economía ha asegurado en una jornada de la CEA que innovación, internacionalización y calidad son clave para el crecimiento

SEVILLA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha asegurado este lunes que la Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento (LAFE) contribuirá a apuntalar la recuperación económica al garantizar que los emprendedores "cuenten con los mimbres necesarios para que sus proyectos se desarrollen y consoliden", así como promoviendo que en el ADN de las nuevas empresas estén impresos los conceptos de innovación e internacionalización.

En un comunicado, Ramírez de Arellano, que ha intervenido en las jornadas de la CEA sobre 'La creación de empresas ante la perspectiva económica', ha señalado que la nueva legislación, que está en la actualidad en trámite parlamentario, se ha diseñado en consenso con los agentes sociales y económicos, un diálogo que, a su juicio, es "clave para lograr una salida verdadera a la recesión" y que "la recuperación no pase de largo para las personas".

Para el consejero andaluz, "se necesita que el viraje que ya ha dado la economía hacia la internacionalización se consolide" y, para ello, se tiene que contar con un tejido productivo "menos atomizado" y "con debilidades que se deben mitigar desde la igualdad de oportunidades".

Asimismo, ha recalcado que "estamos en un momento clave" donde la competitividad de las pymes "debe basarse no en una bajada de los salarios sino en la innovación y la calidad", lo que les permitirá crecer en un mercado globalizado.

Ramírez de Arellano ha explicado que la ley regula el derecho a emprender en igualdad de oportunidades, concibiéndolo como una oportunidad que puede aprovechar cualquier andaluz. "Emprender es consecuencia de aprender y crear", por lo que este proceso "debe desarrollarse con garantías de permanencia futura", afirma.

La ley elimina obstáculos para poder emprender al sustituir la presentación de documentos para el inicio de actividad por la declaración responsable, y creando el Sistema Andaluz para Emprender, que coordina el conjunto de acciones de la Junta de Andalucía en este ámbito, además de articular la participación de los agentes económicos y sociales y las entidades de promoción del trabajo autónomo.

Del mismo modo, el consejero ha invitado a colaborar en este sistema a entidades relacionadas con el emprendimiento, como las cámaras de comercio, los ayuntamientos o universidades.

La nueva legislación crea una cartera con 15 servicios que cubren todas las necesidades del emprendedor con el fin de respaldarlo desde que concibe la idea hasta que logra consolidar su modelo de negocio, desde información, asesoramiento, formación, hasta la incubación de proyectos.

Entre estos servicios de apoyo al emprendimiento, el consejero ha destacado el respaldo que prestará la Junta al acceso a la financiación en forma de crédito y microcrédito. En este sentido, se prestará asesoría y se intermediará entre inversores minoritarios (los llamados business angels) y emprendedores.

Otras líneas relevantes son la formación, el servicio de acceso a la innovación tecnológica, el emprendimiento de segunda oportunidad (orientada a aquellas personas que quieren volver a intentar poner en marcha una iniciativa empresarial), así como de los específicos para mujeres y jóvenes.

Además, se establecerán acciones específicas para potenciar el emprendimiento en el ámbito rural --donde se creará el Estatuto de la persona emprendedora rural-- y en el de la economía social.

El acceso al Sistema Andaluz para Emprender se hará a través del Portal Andaluz del Emprendimiento, que incluirá un mapa de servicios y procedimientos para emprender y de los Centros Andaluces de Emprendimiento (CADEs) de la Fundación Andalucía Emprende --entidad dependiente de la consejería de Economía y Conocimiento--.

Así, Arellano ha asegurado que el objetivo de la Junta es lograr el fomento del emprendimiento y de un tejido empresarial sano que genere empleo de calidad y que esté internacionalizado, lo que hará a las empresas andaluzas "más resistentes a los ciclos económicos adversos".

El consejero también se ha referido a los trámites burocráticos a los que se tienen que enfrentar los emprendedores y ha abogado por un gran acuerdo nacional en el que participen todas las administraciones con el fin de "reducir y racionalizar" estos procesos, que "deben ser fáciles de abordar para el emprendedor", mientras que en la actualidad cada año se generan más de un millón de páginas en los boletines oficiales con nuevas normativas.

RECUPERACIÓN

La nueva legislación andaluza llega en un momento en el que la economía "constata signos de recuperación", por lo que Ramírez de Arellano ha recalcado que son necesarios el diálogo y el consenso para conseguir que la "recuperación macro económica que constatan los principales organismos oficiales internacionales se traduzca en dinamismo empresarial y empleo".

También ha resaltado que "las personas tienen que recuperar los derechos arrebatados con la excusa de la crisis y deben acceder a empleos de calidad" que les permitan tener una vida digna.

En este aspecto, ha señalado que la Junta de Andalucía ya ha dado ya los primeros pasos con la constitución de la Mesa por la Calidad del Empleo, añadiendo que "la mano está tendida" a empresarios y sindicatos. "El diálogo social es esencial para lograr que una economía sea sostenible y competitiva" y salir de la recesión.

En cuanto a las cifras, en Andalucía el primer trimestre del año ha terminado con un crecimiento del PIB de un 2,8 por ciento, dos décimas más que en el mismo periodo del año anterior y casi un punto por encima de la Eurozona. Otro indicador positivo son las cifras de empleo, que creció un 3,3 por ciento, casi un punto por encima de la media en España.

Así, se crearon más de 97.500 nuevos puestos de trabajo en Andalucía entre el primer trimestre de 2016 y el primero de 2017, más del 20 por ciento de los creados en España, muy por encima del peso relativo que Andalucía tiene en la economía española (13,7%).

Por último, el consejero ha insistido en que "en Andalucía no pedimos subvenciones sino que pedimos inversiones" por parte del Gobierno central con el fin de poder potenciar la posición geoestratégica de la comunidad autónoma como nodo logístico, contribuyendo a impulsar la economía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies