El Virgen del Rocío atiende más de 3.500 consultas al año por hipertensión de difícil manejo

Actualizado 17/05/2018 12:01:18 CET

SEVILLA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Un equipo multidisciplinar de profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla atiende más de 3.500 consultas anuales por hipertensión arterial de difícil manejo al año en la Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular. De ellas, 550 están dirigidas a mujeres embarazadas que precisan controlar su tensión arterial durante todo el proceso de gestación.

Estos pacientes son derivados al hospital desde el centro de salud, una vez su médico de familia constata que el problema de hipertensión arterial no responde al tratamiento farmacológico básico, según ha explicado el centro en una nota.

También llegan a la consulta derivados desde otras unidades del hospital, como las Urgencias, Cardiología, Neurología, Neurocirugía o Nefrología, entre ellas, ya que muchos de los problemas de salud que padecen están originados o precisan controlar la hipertensión arterial que padecen para que se resuelvan con éxito.

Los especialistas de la Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular efectúan pruebas funcionales específicas, como la monitorización de la función arterial. En cuanto a la terapia, se basa fundamentalmente en tratamiento farmacológico y pautas de educación sanitaria.

Así, una enfermera especializada en los problemas de hipertensión lleva el control de los pacientes de riesgo e insiste en las medidas de estilo de vida que deben seguir, entre ellas, la práctica de ejercicio físico, una dieta cardiosaludable e insistir en la importancia de las tomas de medicación.

La Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular, integrada por cinco facultativos, tres profesionales de la Enfermería y una administrativa, está coordinada por la doctora Marisa Miranda. Se integra en la Unidad de Medicina Interna del Hospital Universitario Virgen del Rocío, que dirige Manuel Ollero.