El Hospital de Valme de Sevilla reúne en su III Jornada Andaluza de Medicina Fetal a 200 especialistas

Inauguración de las III Jornada Andaluza de Medina Fetal
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 26/04/2018 18:22:53CET

SEVILLA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Medicina Fetal del Hospital Universitario de Valme de Sevilla, en colaboración con la Sociedad Andaluza de Ginecología y Obstetricia (SAGO), ha organizado su III Jornada Andaluza de Medicina Fetal cuya celebración ha congregado a un total de 200 especialistas de toda la comunidad autónoma.

"Su amplia experiencia, en condición de centro impulsor del actual programa de cribado de malformaciones y centro coordinador del programa andaluz de anomalías congénitas, prestigia la celebración de este foro científico", ha destacado en un comunicado la Junta de Andalucía.

Ginecólogos, pediatras, bioquímicos, genetistas, profesionales de enfermería y todos aquellos profesionales relacionados con el diagnóstico prenatal han podido compartir este jueves la situación actual en el proceso existente en Andalucía para la detección precoz de malformaciones estructurales y cromosomopatías.

Inaugurada por la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Silvia Calzón, la jefa de sección de Obstetricia del Hospital Universitario de Valme, Rosa Ostos, y su responsable de la Unidad de Medicina Fetal, José Antonio Sáinz; esta jornada ha aportado como novedad la experiencia en el pilotaje de un nuevo método de cribado prenatal no invasivo, el test de DNI Fetal en sangre materna.

El sevillano Hospital de Valme y el onubense Juan Ramón Jiménez han sido los centros que durante dos años han implementado este nuevo método de cribado con resultados satisfactorios.

La Junta ha explicado que consiste en una analítica de la sangre extraída a la mujer embarazada donde se estudia el ADN fetal, que se encuentra circulando libre en la sangre materna. Esta prueba se traduce en una ampliación del actual Programa Andaluz de Cribado de Anomalías Congénitas (Pacac).

MAYOR CALIDAD EN EL DIAGNÓSTICO PRENATAL

A través del Pacac, los centros sanitarios públicos andaluces ofertan a las embarazadas el estudio de las cromosomopatías más frecuentes (trisomías 13, 18 y 21).

Este programa asistencial incluye dos estudios ecográficos combinados a las 12 y 20 semanas de gestación junto con analíticas. Si el resultado es positivo, la indicación a las futuras madres es la de someterse a técnicas invasivas (amniocentesis, biopsia corial o cordocentesis) para un detallado estudio genético pregestacional.

La Junta ha matizado que la inconveniencia recae en la "incomodidad y rechazo materno" a una técnica invasiva, cuando es posible un paso previo que puede evitarlo, junto al riesgo que representan de un uno por ciento de pérdida gestacional.

Asimismo, ha indicado que teniendo de base el actual Pacac, el Estudio ADN Fetal en Sangre Materna constituye "un gran avance en el cribado de anomalías cromosómicas". "Supone un paso de calidad para las gestantes con indicación de someterse a técnicas invasiva, ya que minimiza los riesgos para la madre y el feto (al no ser invasivo), optimiza la fiabilidad de resultados (al ser altamente sensible) y contribuye a reducir la ansiedad de los padres (al ser un método eficaz derivado de la amplia capacidad de predicción)", ha recogido.

En este sentido, la Junta ha destacado la "sensibilidad" del hospital sevillano hacia el ámbito de la Medicina Fetal, subespecialidad que trata la identificación y manejo de la patología fetal en vida intrauterina.

En 2005 implantó, de forma pionera, el actual programa de cribado prenatal en colaboración con su Laboratorio de Análisis Clínicos. Su objetivo fue reducir la tasa de defectos congénitos no detectados antes del nacimiento, permitiendo reducir el tres por ciento de anomalías establecidas estadísticamente al 0,5 por ciento. Entre ellas, las anomalías cardíacas y el síndrome de Down son los principales problemas congénitos detectados.

Actualmente, el Hospital Universitario de Valme, en colaboración con el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, ha vuelto a liderar una iniciativa orientada a optimizar la calidad en el diagnóstico prenatal.

La Unidad de Medicina Fetal del Hospital Universitario de Valme, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia que dirige Virginia Caballero, es un dispositivo cuyo carácter multidisciplinar "garantiza la calidad de su asistencia". Sus ginecólogos están permanentemente coordinados con los bioquímicos, pediatras y profesionales de Atención Primaria, en un trabajo conjunto cuya "excelente praxis los sitúan en referencia a nivel regional y nacional en este área".

La Junta también ha resaltado que gracias a la experiencia acumulada sobre este área asistencial y a la cualificación de los profesionales de su Unidad de Medicina Fetal, le lleva a ser referente nacional en la formación sobre esta especialidad.

Por último, ha recordado que periódicamente lleva a cabo numerosos cursos de formación en Ecografía y Doppler Obstétricos para profesionales de otros hospitales. Del mismo modo, su "notable prestigio" ha generado la designación de sus profesionales como coordinadores de la sección de Medicina Fetal de la Sociedad Andaluza de Ginecología y Obstetricia (SAGO).