IAM lanza 'Vacacionantes', que da vacaciones "normalizadas" a 148 víctimas de la violencia machista en Sevilla

Presentación del programa 'Vacacionantes'
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 20/07/2018 16:35:09CET

SEVILLA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Cristina Galán Cabezón, ha presentado este viernes, en la sede de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, la nueva edición de 'Vacacionantes', un programa del Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género del IAM que tiene como objetivo ofrecer a las personas acogidas en la red de recursos de este servicio "unas vacaciones divertidas, normalizadas y libres de violencia machista".

Según informa la Junta de Andalucía en un comunicado, dicha iniciativa, que se desarrollará durante los meses de julio y agosto, prevé llegar este año en Sevilla a un total de 148 personas, de las que 70 son mujeres y el resto menores y/o personas dependientes a su cargo, mientras que en Andalucía las personas atendidas serán 726, 364 mujeres y 361 menores y/o dependientes a su cargo.

El programa 'Vacacionantes' ofrece durante los períodos vacacionales un conjunto de actividades lúdicas para favorecer la integración de las víctimas de violencia de género, especialmente de los niños, en el ámbito afectivo, social y cultural de la nueva ciudad en la que residen, al encontrarse fuera de su entorno familiar por haber sido acogidas ante el elevado riesgo de muerte por violencia machista. El programa lúdico-pedagógico pretende, además, aumentar la autoestima de las víctimas, fortalecer el vínculo materno-filial y, sobre todo, crear un ambiente de seguridad, respeto y buen trato como modelo de convivencia.

Para ello, la programación abarca actividades creativas, educativas, deportivas, lúdicas y de convivencia, tales como el club de lectura, gymkanas coeducativas, juegos acuáticos, talleres de manualidades, cine de verano, yoga, senderismo, cenas y tertulias nocturnas, o diferentes excursiones a playas, piscinas o lugares de interés turístico y cultural, entre otras.

Desde su puesta en marcha en 1999, el programa, que también se desarrolla durante las fiestas de Navidad y Semana Santa, ha permitido disfrutar de estas actividades a más de 45.000 mujeres y menores supervivientes de la violencia machista.

RECUPERACIÓN DE LAS VÍCTIMAS

La coordinadora provincial del IAM ha destacado que la Junta de Andalucía tiene como objetivo que "las mujeres y niños víctimas de violencia de género recuperen la vida que merecen, basada en el respeto y el afecto", para lo que a través de este programa se les ofrece "una atención multidisciplinar que va mucho más allá de la protección".

En este sentido, Galán Cabezón ha recordado que todos los programas del IAM destinados a las víctimas de violencia machista trabajan "para la recuperación integral de éstas", a través de una atención psicológica, jurídica, laboral y social, de forma que "no sólo se atienden sus necesidades más inmediatas, como la protección y seguridad, sino que también se fomenta en ellas la autoestima y el respeto y buen trato como modelo de convivencia".

Asimismo, la coordinadora ha señalado que los menores son "una de las prioridades del Gobierno andaluz", y prueba de ello es que Andalucía fue "la primera comunidad que consideró víctimas directas a los hijos de mujeres que sufren violencia machista", al poner en marcha en 2009 el Servicio de Atención Psicológica para Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas de Violencia de Género".

Galán Cabezón ha informado, además, de que la red del Servicio Integral de Atención y Acogida del IAM ha atendido en Sevilla durante el primer semestre del año a 269 supervivientes de la violencia machista (133 mujeres y 136 menores o personas dependientes a su cargo), que han recibido protección, un hogar seguro y una atención integral (psicológica, jurídica, sociolaboral).

Ha recalcado que "estas cifras demuestran la valentía de estas víctimas que piden ayuda", al tiempo que ha apuntado que "esta valentía debe servir de ejemplo para otras mujeres, para que pidan ayuda y se alejen de sus agresores porque hay vida más allá de ellos y de su violencia".

Desde su puesta en marcha en 1999, la red de centros ha acogido a un total de 51.586 personas, 23.394 mujeres y 28.192 menores o personas dependientes.