Junta y Gobierno "no descartan" ninguna medida en defensa de la aceituna una vez que sean definitivos los aranceles

Sánchez Haro reunido con el ministro de Agricultura, Luis Planas
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 11/07/2018 16:44:49CET

SEVILLA/MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha afirmado que "no se descarta" ninguna medida que se pueda tomar en defensa del sector de la aceituna negra de mesa española, un producto para el cual el gobierno de Estados Unidos ha decidido imponer aranceles. Sin embargo, el consejero ha llamado a la prudencia, puesto que esas medidas deberán tomarse cuando los aranceles "se confirmen".

Sánchez de Haro ha mantenido este miércoles un encuentro con el ministro de Agricultura, Luis Planas, tras haberse conocido este martes la decisión de la Comisión de Comercio Internacional norteamericana de mantener de manera definitiva los gravámenes del 34,75 por ciento (20% antidumping y 14,75 antisubvención).

La Comisión de Comercio Internacional, organismo estadounidense, se reunió el pasado martes pero su decisión no será definitiva hasta el próximo 24 de julio. Por esto último, el consejero ha explicado que hay que esperar a que se confirme la decisión sobre esos aranceles y, a partir de ahí, "plantear a la Comisión Europea y a la Organización Mundial del Comercio todas las acciones que correspondan y que estén en su mano en la defensa" del sector aceitunero.

"Nos parece una barbaridad lo que ha ocurrido, primero porque los aranceles son injustos y después porque están totalmente injustificados", ha apuntado el consejero, en declaraciones a los medios a su salida del encuentro con Planas. Con todo, ha remachado que todo lo que se puede hacer es esperar a que se confirmen los aranceles, aunque ya ha solicitado a la Unión Europea "toda su implicación" para defender al sector.

"POSIBLES COMPENSACIONES O AYUDAS"

Además, de entrada, el consejero ha dicho que "no se descarta ninguna medida" y, aunque hay que ser "prudentes", habrá que buscar vías que pueden ir en la línea de "posibles compensaciones o ayudas". Asimismo, ha abogado por "estar abiertos" a todas las acciones que puedan plantearse en apoyo al sector de la aceituna negra.

Sánchez Haro ha lamentado que los ánimos entre los productores en Andalucía estén "mal" tras las últimas noticias que apuntan a que el arancel se aplicará definitivamente. "Es un sector en el que se ven afectadas 8.000 familias, más de dos millones de jornales y 300 empresas, por lo que la situación es muy complicada para Andalucía".

No en vano, esta situación, que se alargará por un periodo de cinco años (prorrogables durante un lustro más) puede provocar unas pérdidas valoradas en 350 millones de euros (ampliables hasta los 700 millones de euros) y amenaza, por tanto, el futuro de un sector "que genera más de dos millones de jornales y 8.000 puestos de trabajo".

Como ha subrayado, la medida de imponer aranceles cuestiona todo el sistema público de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC), "avaladas por la Organización Mundial del Comercio como no distorsionadoras". Por ello, y ante la amenaza de que pueda afectar a otros productos agroalimentarios que se exportan a Estados Unidos, es "imprescindible" una actuación firme por parte de la Comisión Europea.

"No vamos a dejar de reclamarlo", ha aseverado Sánchez Haro, quien, en este sentido, exige que se eleve el caso a los órganos de arbitraje de la OMC. "La indefensión en todo el proceso ha sido absoluta", ha concluido.

El rechazo, desde la óptica del responsable del Gobierno andaluz, que se reúne este jueves en Sevilla con el vicepresidente y el secretario general de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa), Francisco Javier Escalante y Antonio de Mora, "ha de ser total".

No cabe, a su juicio, otra reacción ante una "voracidad proteccionista" que "sólo penaliza a la aceituna española y no al resto de Estados miembro de la UE, que comparten las mismas ayudas agrícolas, ni a terceros países productores y exportadores a Estados Unidos". Lo que hacen estas elevadas tasas, ha finalizado, es dar a las empresas californianas que iniciaron el proceso con sus denuncias "una injusta ventaja competitiva para acceder a ese 30 por ciento del mercado norteamericano que ocupa el sector andaluz", una posición "ganada a pulso gracias a su experiencia, modernización y conocimiento de los gustos del consumidor".

FUTURA PAC

Por otro lado, Sánchez Haro también ha defendido en su encuentro con Luis Planas la postura del Gobierno autonómico ante la futura PAC. En esta línea, comparte con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el objetivo de que la ficha financiera, como mínimo, mantenga el volumen económico de apoyo con el que cuenta hasta ahora en el presupuesto comunitario, pero con un matiz.

Según ha expuesto, se debe procurar que los agricultores, ganaderos y la industria agroalimentaria de las diferentes comunidades no pierdan peso financiero y, "en el caso de los andaluces, además, que recuperen el nivel de ayudas anterior a la última reforma".

Contador