La Junta pide al Gobierno que defienda el plan andaluz de gestión del Mediterráneo en el Consejo de Ministros de Pesca

Barco de pesca
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 17/03/2018 10:41:42CET

SEVILLA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo, Rodrigo Sánchez Haro, ha pedido a la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que defienda el plan andaluz de gestión del Mediterráneo en el próximo Consejo de Ministros de Pesca de este próximo lunes, 19 de marzo, en el que la Comisión Europea presentará su propuesta de reglamento para este caladero.

En un informe que ha remitido la Consejería al Ministerio, Sánchez Haro ha reiterado el rechazo de Andalucía a los principales puntos que incluye el texto europeo, que plantea la posibilidad de establecer un sistema de Totales Admisibles de Capturas (TAC) si no se logran los objetivos del rendimiento máximo sostenible mediante la gestión del esfuerzo pesquero, según informa la Consejería en un comunicado.

Para el titular andaluz de Pesca, la imposición de un TAC "implicaría un posterior reparto de cuotas por Estados miembro en función de estabilidad relativa --basado en los históricos de capturas de cada país en cada stock--, un mecanismo aplicado en aguas europeas del Atlántico, pero que nunca se ha llevado a cabo en las del Mediterráneo", según indica.

Asimismo, ha añadido, este caladero es "común a otros terceros países no europeos, con los que compartimos poblaciones de peces, pero que realizan su actividad según sus propias normas internas y no de acuerdo al acervo comunitario".

Rodrigo Sánchez Haro ha mostrado también el desacuerdo ante otro de los planteamientos de Bruselas, como es el reparto de días de pesca o esfuerzo pesquero por segmentos de flota utilizando la eslora como referencia.

Para el consejero, "teniendo en cuenta las características de nuestra flota y sus zonas habituales de pesca, lo más justo sería que la gestión del esfuerzo pesquero se realizara en función a las zonas geográficas marcadas por la FAO en el Mediterráneo --las denominadas GSA--, y por días globales de pesca por modalidad y no por segmentos de flota".

Por ello, ha pedido a la ministra que respalde el plan andaluz "que venimos defendiendo desde hace dos años para la gestión de las pesquerías de arrastre, cerco y artes menores del Mediterráneo, elaborado conjuntamente con el sector ante la delicada situación de las poblaciones de peces explotadas en este caladero".

Este documento, del que la Consejería informó el año pasado tanto a la región de Murcia --con quien Andalucía comparte pesquería--, como al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y al Consejo Consultivo Regional para el Mediterráneo, órgano asesor de la Unión Europea, fue entregado en mano por el consejero al comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella.

PLAN ANDALUZ

Según detalla la Junta, entre las medidas de gestión de carácter general que incluye el documento aportado por Andalucía destaca la regulación de la pesca deportiva/recreativa, además de diferentes recomendaciones para el arrastre de fondo y el cerco con jareta.

En el primer caso, se propone limitar el esfuerzo pesquero a un máximo de 210 días de actividad al año --manteniendo las excepciones vigentes--; establecer una veda en junio sobre fondos inferiores a 60 metros en la provincia de Almería; la utilización de mallas de red de mayor grosor --torzal de cinco milímetros--, y la reducción horaria en los meses de enero, febrero y marzo en Almería.

En cuanto a medidas específicas, el texto prevé vedas temporales para arrastre y cerco y vedas espacio-temporales en zonas de alevinaje para estas modalidades de las tres provincias andaluzas del Mediterráneo, así como la realización de estudios científicos para el establecimiento de áreas de desove y alevinaje de determinadas especies y de impacto socieconómico de la puesta en funcionamiento de dichas áreas.

Se contempla la mejora de zonas de arrecifes y franja costera para la protección de los recursos pesqueros del litoral, además de la elaboración de estudios sanitarios para las zonas de pesca.

Desde la Junta subrayan que el sector pesquero del caladero Mediterráneo tiene una gran importancia económica y social, con 655 barcos repartidos en doce puertos, en su mayoría de artes menores (220), seguido del cerco (74) y arrastre (92).

Además, hay 232 marisqueros de draga mecanizada, diez palangreros de fondo y 27 palangreros de superficie. Se trata de un sector que da empleo directo a cerca de 3.000 trabajadores y genera más de 4.500 empleos directos. Las especies más representativas en estas pesquerías son la merluza, el salmonete, el jurel y la sardina. En el documento de trabajo se ha recopilado información científica relevante sobre la biología de estas especies y el estado de las poblaciones.