La Junta activa un plan de mejora de su parque residencial para garantizar el buen estado de las viviendas

Actualizado 25/05/2018 15:53:50 CET

Pretende mejorar la eficiencia energética de los edificios, incorporar equipos que aumenten el uso de renovables y facilitar la accesibilidad

SEVILLA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El parque público residencial de la Junta de Andalucía, conformado por 50.250 viviendas en arrendamiento que se reparten por más de 500 municipios de todo el territorio, mejorará sus condiciones a partir de la aprobación y entrada en vigor del Plan de Mantenimiento que, impulsado por la Consejería de Fomento y Vivienda, se propone con esta iniciativa "mantener en cada momento las condiciones dignas y adecuadas de las viviendas que lo integran".

Precisamente este viernes se ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la orden por la que se aprueba ese plan de mejora y mantenimiento del parque público residencial, por lo que entra en vigor este mismo viernes.

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha destacado que este Plan de Mejora y Mantenimiento quiere "ofrecer mejores prestaciones a las personas que habitan el parque público residencial de la Junta de Andalucía, procurando al mismo tiempo el máximo respeto del medio ambiente y aplicando medidas que fomenten el empleo en el sector de la construcción".

Según han informado fuentes de la Consejería, el plan viene a ser uno de los instrumentos de apoyo a la estrategia de gestión del parque público de vivienda que puso en marcha la Consejería de Fomento y Vivienda al inicio de la legislatura, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación, AVRA, que es la titular y responsable de la gestión de todas las viviendas públicas de la Junta de Andalucía.

MEDIDAS Y ACTUACIONES

El Plan de Conservación del PPV contiene un programa de actuaciones para la mejora de los edificios y viviendas que conforman dicho parque residencial, basado principalmente en tres ejes, como es el aumento de la eficiencia energética mediante actuaciones en las envolventes de los edificios; la incorporación de equipos que aumenten el uso de energías renovables; y la implementación de medidas para facilitar la accesibilidad a las viviendas.

Para ello, el plan establece cinco líneas de actuación, que se resumen en la evaluación del patrimonio residencial, el mantenimiento de los edificios y viviendas, la mejora de la eficiencia energética, la recuperación de los entornos urbanos y el impulso de los procesos de participación vecinal, fomentando asimismo la cultura del mantenimiento de los edificios para que las inversiones sean más duraderas en el tiempo.

FUENTES DE FINANCIACIÓN

El Plan de Mejora y Conservación del PPV, cuyo horizonte de ejecución es el mismo que el del Plan Andaluz de Vivienda, se nutrirá para su desarrollo de distintas fuentes de financiación, que aportarán los fondos necesarios para ejecutar las actuaciones previstas, como los fondos europeos, principalmente Feder, la aportación asociada al Plan
Estatal de Vivienda y los propios presupuestos autonómicos.

La Agencia de Vivienda y Rehabilitación deberá garantizar el destino, a las actuaciones previstas en el documento, de al menos la misma cuantía recaudada en concepto de rentas por el alquiler de sus viviendas, una vez descontados los costes de gestión de las mismas.