Los movimientos migratorios en Andalucía, en saldo positivo, rompen la tendencia negativa de los últimos cuatro años

Cambios residenciales en Andalucía en 2017.
INSTITUTO DE ESTADÍSTICA Y CARTOGRAFÍA DE ANDALUCÍ
Publicado 16/07/2018 15:01:08CET

SEVILLA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, dependiente de Consejería de Economía, Hacienda y Administración Pública, ha registrado durante 2017, un total de 127.694 movimientos de entrada en la comunidad autónoma de Andalucía y 127.035 de salida, resultando un saldo migratorio --diferencia entre las entradas y las salidas-- positivo, de 659, rompiéndose así la tendencia negativa de los cuatro años anteriores (en 2016 fue de -4.192).

Los datos de la Estadística de Variaciones Residenciales establecen que, en comparación con el año anterior, las entradas crecieron un nueve por ciento y las salidas un 4,7 por ciento. Además, se registraron 163.509 movimientos interiores (con origen y destino en un municipio andaluz), un 0,03 por ciento menos que en 2016.

Por lo tanto, el total de movimientos residenciales ascendió a 418.238, un cuatro por ciento más que el año anterior. Algo más de la mitad de los movimientos de entrada en nuestra Comunidad, 74.640, procedían del extranjero (un 17,7 por ciento más que el año anterior).

De estos movimientos, el 90,7 por ciento fueron de extranjeros y el resto de españoles. Málaga, con el 37,4 por ciento del total de entradas, y Almería con el 18 por ciento, fueron las provincias que más entradas recibieron desde el extranjero. Por el contrario, Jaén, con un 2,2 por ciento, fue la que menos entradas recibió desde fuera de España Los movimientos del exterior provinieron fundamentalmente de Marruecos (9.151), Reino Unido (6.391) y Rumanía (4.508).

Las entradas en Andalucía del resto de España bajaron un 1,2 por ciento y procedieron mayoritariamente de las provincias de Madrid (10.049), Barcelona (6.542) e Islas Baleares (4.171). De las 127.035 salidas registradas desde Andalucía, el 52,8 por ciento (67.030) se dirigió al resto de España, un 4,3 por ciento más que en 2016.

Los destinos principales fueron la Comunidad de Madrid, con un 23,9 por ciento; Cataluña, con un 15,7 por ciento, e Islas Baleares, con un 10,1 por ciento, movimientos que suponen casi la mitad de las migraciones desde Andalucía al resto de España.

Estas salidas, como en años anteriores, fueron realizadas en su mayoría por españoles (78,4%). El número de movimientos en el interior de Andalucía (163.509) descendió un 0,03 por ciento respecto a 2016.

Los movimientos con destino en las capitales de provincia fueron 38.087, un 23,3 por ciento del total de movimientos interiores (23,4% en 2016). De ellos, el 69,4 por ciento procedía de municipios de la misma provincia de la capital de destino.

Por otro lado, los movimientos interiores con origen en las capitales de provincia (38.603) representaron el 23,6 por ciento del total (mismo porcentaje que en 2016). Atendiendo al sexo de la persona migrante, los cambios residenciales de hombres fueron ligeramente más frecuentes, con el 51,4 por ciento en el total de los movimientos residenciales (418.238).

Sin embargo, en los movimientos interiores, la mujer fue levemente superior al hombre con el 50,8 por ciento del total de dichos movimientos. Respecto a la edad en el momento de la migración, tanto en las inmigraciones como en las emigraciones, el grupo más frecuente fue el de 30 a 34 años, con un 12,4 por ciento y un 12,5 por ciento, respectivamente.

Considerando los saldos migratorios provinciales y contando los movimientos tanto internos como externos, cabe resaltar que Málaga presentó el mayor saldo positivo (3.682) y Jaén el mayor negativo (-3.918). En el ámbito municipal, Marbella (Málaga) y Almería capital alcanzaron los mayores saldos migratorios positivos, 2.799 y 1.234 respectivamente. Mijas (Málaga) presentó el menor saldo (-4.214), seguido por El Ejido (Almería) con -3.277.