PSOE-A y Cs aprueban la Ley de Fomento del Emprendimiento con el rechazo de PP-A e IULV-CA

Imagen del Pleno del Parlamento andaluz
PARLAMENTO DE ANDALUCÍA/Archivo
Actualizado 25/04/2018 18:01:27 CET

SEVILLA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento ha aprobado este miércoles, con los votos a favor de PSOE-A y Ciudadanos (Cs), el rechazo de PP-A e IULV-CA, y la abstención de Podemos, el proyecto de Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento, que articula el Sistema Andaluz para Emprender, que coordinará las políticas de la Junta para garantizar el derecho de las personas a poner en marcha una iniciativa empresarial en igualdad de oportunidades, recogiendo una cartera de una quincena de servicios específicos para ello.

El Pleno ha rechazado además las enmiendas que PP-A, Podemos, Cs e IULV-CA, cada uno por separado, han mantenido 'vivas' en el debate de esta iniciativa, entre cuyas principales novedades figuran los servicios dirigidos a conectar emprendedores e investigación, los destinados a impulsar aquellas iniciativas nacidas en el seno de las universidades y que cuenten con un gran potencial innovador, el apoyo al acceso a financiación, así como el asesoramiento para jóvenes y mujeres.

Además, establece acciones específicas para potenciar el emprendimiento en el ámbito rural y de la economía colaborativa, consideradas áreas esenciales por su capacidad para vertebrar el territorio y generar empleo de calidad.

Según explicó la Junta en el debate de totalidad que la ley superó en julio del año pasado, la norma persigue tres objetivos estratégicos, que son los de aumentar los niveles de competitividad de las nuevas empresas, potenciar la incorporación de la innovación a los proyectos uniendo conocimiento y emprendimiento, incrementar los índices de supervivencia de las iniciativas empresariales, y fomentar las vocaciones emprendedoras.

La norma define el emprendimiento como "el conjunto de actuaciones que se realizan para transformar una propuesta económica, social y ambientalmente viable en una actividad profesional o empresarial, que puede concluir con la constitución jurídica de una nueva empresa".

El proyecto de ley se organiza en un título preliminar de disposiciones generales y cuatro títulos --estructura de apoyo al emprendimiento, sectores específicos, fomento de la cultura emprendedora y plan general-- desgranados en 25 artículos, así como dos disposiciones adicionales, una derogatoria y dos finales.

La Consejería de Economía y Conocimiento será la encargada de impulsar la ejecución de esta ley, que coordina las líneas, estructuras, servicios y medidas orientados al emprendimiento. Todo ello conformará el Sistema Andaluz para Emprender, y en el que se pretende contar además con la colaboración de las universidades, de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, las cámaras de comercio y las entidades económicas y sociales más representativas de la comunidad.

En cuanto a la cartera de servicios, destacan por su novedad los dirigidos al denominado emprendimiento de nuevas oportunidades, para personas que han tenido experiencias fallidas anteriores; el asesoramiento a mujeres; el enfocado a jóvenes menores de 35 años, así como los específicamente orientados a aquellas iniciativas innovadoras de alto valor social y potencial de crecimiento que surjan en las universidades andaluzas.

El instrumento organizativo para poner esta ley en marcha será el Plan General de Emprendimiento, y otra de las iniciativas destacadas de la ley es la creación del Programa Andaluz de Formación para Emprender.

Para posicionar a los grupos ha intervenido en el debate, en nombre del PSOE-A, la parlamentaria Noelia Ruiz, quien ha defendido que la ley "permite eliminar dificultades que pueda haber a la hora de emprender", es "inclusiva" y "pone a disposición de emprendedores una buena herramienta de creación de empleo de calidad".

La diputada socialista ha destacado el papel de los centros andaluces de emprendimiento (Cades) a través de la Fundación Andalucía Emprende, y ha valorado que la ley viene "consensuada con el sector" y atiende "demandas sociales".

PP-A: "UNA OPORTUNIDAD PERDIDA"

Por parte del PP-A ha subido a la tribuna el diputado Miguel Ángel Torrico, quien ha tildado esta ley como "una oportunidad perdida", porque llega "vacía, sin medidas concretas", constituyendo "una mera declaración de intenciones" y que "se ha hecho por inercia". En esa línea, ha apuntado que "podríamos habernos ahorrado el articulado", y ha lamentado que el proyecto no recoge "ni una medida aplicable directamente al día siguiente" de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

En esa línea, Torrico ha lamentado que no se hayan incorporado enmiendas "serias" presentadas por el Grupo Popular que, en su opinión, "podrían mejorar la vida de autónomos y emprendedores", y en ese sentido ha justificado el vota en contra del PP-A a esta ley porque "no sirve para lo que debe servir".

En representación de Podemos, la parlamentaria Carmen Lizárraga ha rechazado que emprender se pueda "equiparar a un derecho, tal como se sigue defendiendo en esta ley", y en esa línea ha manifestado que "no todas las actividades de emprendimiento son capaces de generar valor agregado", y que, "en Andalucía, el emprendimiento no puede plantearse como alternativa única al desempleo". Ha destacado, no obstante, que el texto del proyecto de ley ha mejorado al incorporar "el 20 por ciento de las 79 enmiendas" presentadas por el grupo morado, pero ha señalado que la mejora ha sido "insuficiente, porque no modifica el enfoque de la ley".

El diputado de Ciudadanos (Cs) Carlos Hernández ha indicado que esta ley representa un marco legal que hasta ahora no existía en Andalucía. Ha agregado que ya era hora de que se pusiera orden y hubiera una coordinación en relación con la cantidad de apoyos al emprendimiento que hay en muchas administraciones y asociaciones. A su juicio, esta ley también supone un "cambio de mentalidad", a través del fomento de la cultura emprendedora, algo fundamental para cambiar la actual realidad económica de Andalucía, donde hay pocas empresas en relación con el volumen de población, al tiempo que existe un desempleo estructural.

Finalmente, por parte de IULV-CA, el diputado José Antonio Castro ha recordado que su grupo ha venido manteniendo una "posición muy contraria" a este proyecto de ley que "no compartimos" y al que, en su momento, presentaron una enmienda a la totalidad. Ha considerado un "error de bulto" el papel que se fija para la fundación Andalucía Emprende, que "debería ser disuelta", y ha criticado otros aspectos como "equiparar el emprendimiento como derecho de la ciudadanía frente al derecho al trabajo".

"FUNCIONES DE ACOMPAÑAMIENTO" PARA LA ADMINISTRACIÓN

Para cerrar el debate, el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha subido a la tribuna y ha puesto de relieve que "muchas de las cosas que esta ley promueve ya están funcionando" y están siendo "un éxito".

Además, ha explicado que la ley promueve un cambio en el papel de la administración, a la que se le atribuyen "funciones de acompañamiento" centradas en cuestiones como "la prestación de servicios, la implementación de planes formativos modernos y la eliminación de trabas", de modo que se busca "cambiar el concepto de una administración que entiende cumplido su cometido haciendo convocatorias de subvenciones" por el de una administración que "debe estar cerca de los emprendedores, los apoya y los ayuda".