Patentan una tapa elástica que evita el escape de gases y los malos olores de arquetas y pozos

Patentan una tapa elástica que evita el escape de gases y malos olores de pozos
EUROPA PRESS/FUNDACIÓN DESCUBRE
Publicado 25/09/2017 10:55:58CET

Este sistema de cierre es reutilizable y su instalación sólo requiere situarla en el interior de estos depósitos y girar una tuerca

SEVILLA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Científicos del grupo de investigación 'Arigrafos: Arquitectura e Ingeniería Gráfica, Forense y de Supervisión de Proyectos' de la Universidad de Sevilla han patentado una tapa con forma adaptable que evita la salida de malos olores y gases procedentes del interior de pozos, arquetas y otros depósitos.

Este sistema está compuesto por una lona elástica con bordes anchos de goma que se coloca bajo una estructura metálica o de plástico, de escaso peso y extensible. De esta forma, permite ajustar los lados de dicha lona al perímetro del interior de la zona donde se instale, ya sea rectangular o circular, según ha informado la Fundación Descubre en una nota.

Una vez introducida la tapa, desde los vértices y la parte central se despliegan unos perfiles que dan forma a la lona. Tras ello y mediante el giro de una tuerca, se ajustan unas varillas salientes de dichos perfiles con la función de tensar la tapa. "Para acoplarla debidamente a la boca del depósito, estos elementos extensibles funcionan como brazos telescópicos, uniéndose en el punto central", explica el investigador de la Universidad de Sevilla, David Marín, uno de los autores de esta patente.

Para finalizar su instalación, los creadores de este invento han dispuesto unas varillas que convergen en una arandela central y permite un ajuste hermético. "Con el fin de asegurar un sellado adecuado, al enroscar la tuerca se ejerce presión sobre la arandela de la que parten las varillas, forzando a adaptar la geometría variable de la banda elástica, es decir, su forma, y también la de la lona elástica", concreta Marín.

La principal novedad de este sistema es su adaptación a la forma habitual de las arquetas, pozos o depósitos para evitar el escape de malos olores y gases, al mismo tiempo que garantiza la seguridad y también facilita el acceso y la limpieza de la zona. "Estas ventajas son posibles porque se puede colocar y retirar la tapa de sellado con facilidad y reutilizarlo todas las veces que se desee", expone este experto.

SIN NECESIDAD DE OBRAS

Otra de las novedades de este sistema es su fácil montaje y desmontaje. "Al no necesitar obras de ningún tipo, se instala y desinstala en menos de diez minutos por cualquier persona sin necesidad de conocimientos técnicos", asegura Marín, quien añade que, "para acceder en cualquier momento al interior del depósito donde se encuentre, función que a veces otras tapas no permiten, tan sólo hay que desenroscar una tuerca. De esta forma se podría retirar tanto la lona como su estructura y reutilizarla en otro punto".

Por otro lado, esta tapa no afecta a su aspecto exterior y permite moldearla según la necesidad de cada caso. "Ya sea una arqueta, un pozo o un depósito, al ir colocado en el interior, no interfiere en su estética. Además, esta tapa es amoldable, por lo que se ajusta al lugar donde se coloca sin necesidad de modificar estos elementos", aclara este científico.

Esta invención, en la que los investigadores llevan trabajando durante años, está ideada para su aplicación en la construcción. "A la hora de diseñar esta tapa lo hicimos pensando en el sector de la edificación y sobre todo para el saneamiento de edificios, patios, zonas de rodadura y pasos exteriores e interiores habitados, que es donde se producen los problemas de olores y emanación de gases", apostilla el autor de la patente.

Por último, los científicos señalan las diversas utilidades de este sistema más allá de su uso industrial. "Por ahora, los modelos que hemos registrados son para sellar elementos con forma cuadrada, rectangular y circular, pero seguimos estudiando su adaptación a otras geometrías y que además pueda fabricarse totalmente desmontable y plegable al mismo tiempo.

Asimismo, la intención es adaptar este modelo para tapar recipientes de menor dimensión empleados para la conservación, por ejemplo, de sustancias o alimentos, anuncia Marín.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies