Los Puntos de Encuentro Familiar atienden a más de 2.000 menores en 2017, la mayoría con una edad inferior a diez años

Publicado 13/03/2018 20:14:24CET

El 33% de los expedientes están relacionados con órdenes de protección de mujeres víctimas de violencia de género, según Rosa Aguilar

SEVILLA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los Puntos de Encuentro Familiar (PEF) de Andalucía atendieron el año pasado a más de 2.000 menores de edad, la mayoría con una edad inferior a diez años, según ha informado este martes la consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, en la comisión del Parlamento sobre protección
de la infancia, donde ha explicado el funcionamiento de este recurso público al que llegan por derivación judicial casos de progenitores e hijos en situaciones de conflicto y problemas de convivencia.

La consejera ha detallado que todas las capitales de provincia, más el Campo de Gibraltar y Jerez, en Cádiz, y Marbella, en Málaga, cuentan con puntos de encuentro, constituidos como un espacio "idóneo y neutral" para garantizar el cumplimiento de los regímenes de visitas,
comunicación y estancia de los menores con sus progenitores o familiares que no dispongan de su custodia, determinados por los órganos judiciales.

Durante el pasado año, los PEF de las ocho provincias andaluzas tramitaron un total de 1.552 expedientes, de los cuales el 33 por ciento estaba relacionado con órdenes de protección de mujeres víctimas de violencia de género, casos que afectaban directamente al 35 por ciento de los menores atendidos en estos recursos.

Para esos casos de violencia de género, en los PEF se adoptan medidas que evitan el contacto entre agresor y víctimas, además de fijar un protocolo horario que garantiza en todo momento el cumplimiento de las medidas judiciales impuestas a la persona investigada o penada.

La Junta puso en marcha en 2009 este servicio con el objetivo de facilitar un servicio temporal, excepcional y de carácter gratuito y que este año cuenta con un presupuesto que supera los 1,12 millones de euros.

Actualmente, según ha señalado la consejera, en los PEF trabajan profesionales que conforman equipos multidisciplinares del campo de la psicología, pedagogía, trabajo y educación social y el derecho. Todos los que componen el equipo técnico cuentan con formación complementaria en mediación, orientación o terapia familiar, y al menos uno de los
profesionales tiene formación en violencia de género.

Los PEF disponen de salas habilitadas para que las estancias de los menores sean lo más cómoda, grata y normalizada posible, "teniendo en cuenta que el régimen de visitas resulta a instancias de un juez por la existencia de un conflicto entre los progenitores", ha explicado Rosa
Aguilar.