El Virgen del Rocío crea una consulta de enfermería para el cuidado de pacientes con lesión medular

Crean una consulta para el cuidado de pacientes con lesión medular
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 14/05/2018 14:35:20 CET

SEVILLA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha creado una consulta de enfermería especializada en los cuidados que precisan las personas que padecen una lesión medular. Esta cita se hace coincidir con la revisión médica para evitar un nuevo desplazamiento del paciente al hospital.

El enfermero experto en Lesión Medular y de la Comisión de Heridas del Hospital, Ricardo Piñeiro Rojas, atiende a los pacientes en esta consulta especializada. Además, presta una consultoría telefónica para resolver las dudas que le puedan surgir al paciente o a sus familiares en casa, así como para el personal sanitario de atención primaria u hospitalaria que trate con personas que padecen esta lesión, según ha informado la Junta en un comunicado.

Dicha consulta está dirigida a todos aquellos pacientes que presentan alguna complicación, generalmente infecciones del tracto respiratorio o urinario, o bien úlceras por presión de evolución tórpida, frecuentes en el lesionado medular por la falta de sensibilidad que sufre.

Los cuidados que se dispensan así como las recomendaciones que reciben para su continuación en su domicilio son incluidos en un informe que se remite a los profesionales de la Atención Primaria, quienes participan también en el seguimiento de estos pacientes.

UNIDAD DE REFERENCIA PARA CUATRO PROVINCIAS

La Unidad de Lesionados Medulares de Sevilla, ubicada en el Hospital de Rehabilitación y Traumatología del Virgen del Rocío, atiende pacientes con lesión medular, siendo la unidad de referencia para cuatro provincias andaluzas en esta patología, concretamente, Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla. Se trata de pacientes complejos con alta dependencia de cuidados y larga estancia.

La mayoría de las personas que han pasado por una situación disruptiva en su vida ya que tras haber sufrido un accidente quedan con secuelas importantes y deben aprender a afrontar su nueva situación. Este hecho también afecta a su familia, ya que el paciente presenta algún grado de dependencia y precisa una persona cuidadora para el resto de su vida.

Las causas más frecuentes de este tipo de lesiones son, por este orden, las caídas de personas mayores de 65 años, los accidentes de tráfico y los accidentes laborales, seguidos de los accidentes deportivos.

El alta se planifica de forma multidisciplinar y se establecen mecanismos de comunicación interniveles, es decir, con los profesionales de la Atención Primaria, para que no exista ruptura en la continuidad de los cuidados.

Las personas con una lesión medular pueden tener diversas complicaciones derivadas de su inmovilidad y su afectación neurológica. Su prevención es una tarea de educación sanitaria fundamental, en la que los profesionales de la medicina y de la enfermería se encuentran muy sensibilizados con el paciente y su familia.