Abanto Zierbena (Bizkaia) colocará detectores contra incendios en más de 40 domicilios de mayores de 80 años

 

Abanto Zierbena (Bizkaia) colocará detectores contra incendios en más de 40 domicilios de mayores de 80 años

Publicado 15/09/2016 18:15:32CET

BILBAO, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Abanto Zierbena (Bizkaia) colocará detectores contra incendios en más de 40 domicilios de mayores de 80 años, después de haber colocado ya, en una primera fase, 169 aparatos en 165 domicilios del municipio.

En un comunicado, la alcaldesa, Maite Etxebarria, ha explicado que hace dos años se comenzó a instalar detectores de humos en los hogares de los vecinos más mayores. En total, se colocaron 169 aparatos en 165 viviendas, con una cobertura del 73% del colectivo de personas mayores de 80 años que viven solas o acompañadas de otras personas mayores de 80.

En la actualidad se está haciendo un seguimiento del funcionamiento de estos detectores, pero el Ayuntamiento ha querido dar "un paso más y proteger al cien por cien a este importante colectivo". Para ello ha destinado una partida de más de 11.000 euros para llevar a cabo la colocación de los nuevos detectores.

El Ayuntamiento de Abanto Zierbena elaboró en 2014 el estudio "Necesidades sociales de las personas mayores de 80 años que viven solas o acompañas de personas mayores de 80 años", y gracias a él se detectó que un 32% de 226 domicilios con personas mayores presentaban riesgos no tolerables respecto de la prevención de incendios. Como consecuencia de ello, arrancó la primera fase de esta iniciativa contra el fuego.

La edad de las 202 personas que habitan las 165 viviendas sobre las que se realizó el estudio estaba entre los 79 y 98 años. De ellas, 141 eran mujeres y 61 hombres. El presupuesto de la primera fase 2014-2015 ascendió a una cantidad de 24.853 euros.

"Tenemos que pensar en el bienestar de todos los vecinos, de todas las personas que forman parte de Abanto Zierbena. Las necesidades de cada colectivo son diferentes pero todas igual de importantes, trabajamos para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas", ha dicho.

En esta ocasión, ha indicado Etxebarria, "nos hemos dado cuenta que había crecido el número de personas mayores de 80 años y que había que actuar en sus casas y evitar riesgos", ya que "los fuegos fortuitos o accidentales en los hogares son frecuentes y las personas mayores son más vulnerables en estos casos, por lo que un detector de humos puede evitar una desgracia".

Para la implantación del servicio será necesario un estudio previo de la vivienda, por lo que un equipo técnico perfectamente identificado, se personará en las casas de aquellos que hayan recibido una carta informativa del proceso. En total, se han enviado más de 40 cartas de aviso a esos hogares de riesgo detectados. El equipo técnico instalará los detectores de humos que precise la casa, los cuales no requieren ningún tipo de obra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies