Aburto anima por carta a los vecinos de Bilbao a sumarse a la recogida de residuos orgánicos usando el contenedor marrón

Contenedor marrón
EUROPA PRESS
Publicado 15/05/2018 9:29:44CET

BILBAO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha remitido una carta a los hogares bilbaínos en la que anima a los vecinos a sumarse a la recogida de residuos orgánicos usando el contenedor marrón, con el objetivo de llegar al reciclaje del 50% de los residuos en 2020, tal y como establece la Unión Europea.

En la misiva, Aburto recuerda que "como consecuencia de nuestro modo de vida y de nuestras pautas de consumo, generamos mayor cantidad de residuos". "Uno de los retos importantes a los que se enfrenta nuestra sociedad es llevar a cabo una gestión de los mismos respetuosa y sostenible con el medio ambiente", añade.

Asimismo, destaca que "si analizamos nuestra bolsa de basura, nos daremos cuenta de que alrededor del 40% en peso son residuos orgánicos que se pueden reciclar para obtener compost".

El primer edil recuerda que el Ayuntamiento de Bilbao instalará el contenedor marrón en toda la ciudad para el reciclaje del residuo orgánico. De este modo, en los Distritos 5, 6, 7 y 8 se colocarán nuevos contenedores para reciclar el residuo orgánico, que tendrán mayor capacidad que los actuales -pasando de 1.100 a 1.800 litros- y serán más "sofisticados" al abrirse con una tarjeta con chip, en vez de con la llave actual.

1.500 NUEVOS CONTENEDORES

Tras la implantación del contenedor marrón en los barrios que ahora carecen del mismo, se dará paso a la sustitución de los existentes (373 contenedores marrones), además de reforzar algunas zonas con más puntos de reciclaje. En total se colocarán hasta final de año 1.500 nuevos contenedores marrones en la vía pública, alcanzando un ratio de 260 habitantes por contenedor.

En la actualidad hay 9.100 familias adscritas al reciclaje del este residuo, se recogen 586.199 kilos anuales de materia orgánica y con la implantación de estos contenedores en toda la ciudad se espera alcanzar una cifra en torno a 3.600.000 kilos.

La carta del alcalde forma parte de una "intensa" campaña informativa en los barrios donde se implantará el nuevo contenedor de reciclaje que tendrá una duración de dos meses. De esa manera, se pretende que el mayor número posible de familias participen de forma voluntaria, depositando separadamente los residuos orgánicos que generan en sus respectivos hogares.

Después, en una segunda fase tras el verano, se continuará por los Distritos donde ya está implantado el contenedor marrón, pero que serán sustituidos por otros de más capacidad y más sofisticados. Por ello, las familias que ya reciclan residuos orgánicos deberán entregar la llave actual, la cual será sustituida por una tarjeta de apertura para los nuevos contenedores.

TARJETA

Esta tarjeta servirá también para recoger, de manera gratuita, las bolsas que deben ser utilizadas para el reciclaje del material orgánico, las cuales estarán en unas máquinas expendedoras en los centros de distritos.

La campaña informativa recorrerá todos los distritos bilbaínos, y consta de puntos fijos en los Centros Municipales de Distrito, donde habrá un stand de información general con un educador durante los días que corresponda a cada Distrito y se repartirá material informativo para facilitar al máximo la separación de este tipo de residuo a todas aquellas personas que estén interesadas en participar.

Además se repartirá, de manera gratuita, el material necesario para poder realizar el reciclaje de la materia orgánica adecuadamente: cubo, bolsas biodegradables, la tarjeta personal y, como novedad, un imán indicando los productos que se pueden reciclar.

Del mismo modo, habrá puntos móviles por las calles y plazas de los barrios a través de dos vehículos de características "singulares", que recorrerán 288 puntos de la ciudad, y donde se repartirá también el material necesario para poder realizar el reciclaje de la materia orgánica adecuadamente.

EDUCADORES AMBIENTALES

En estos puntos habrá igualmente educadores ambientales que, además de informar, llevarán a cabo un reparto de material para facilitar al máximo la separación de este tipo de residuo a todas aquellas personas interesadas.

Asimismo, existirá una campaña publicitaria a través de Bilbobus, y en soportes de la vía pública, para animar y concienciar a la ciudadanía a reciclar el residuo orgánico y otro envío a todas las viviendas de un folleto explicativo personalizado para cada distrito con fecha, hora y lugar de los puntos informativos fijos y móviles.

Contador