Adegi cree que el nuevo impuesto sobre riqueza va a "castigar" a la empresa

 

Adegi cree que el nuevo impuesto sobre riqueza va a "castigar" a la empresa

Actualizado 30/10/2012 11:06:46 CET

Gibelalde no ve "ningún atisbo de recuperación" en la economía y dice que sus datos no son "coincidentes" con los de la ministra Bañez

BILBAO, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Adegi, Peio Gibelalde, ha considerado que el nuevo Impuesto sobre la Riqueza y las Grandes Fortunas (IRGF) en Gipuzkoa va a "castigar una vez más a la empresa" y, en este sentido, ha apelado a "tener cuidado de no desincentivar el mantenimiento y la creación de nuevas pequeñas y medianas empresas".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, ha afirmado que Adegi no se pronunciará sobre el proyecto que tiene previsto aprobar las Juntas Generales de Gipuzkoa hasta estudiarlo "en todo detalle" y "ver cómo se desarrolla el trámite" parlamentario.

En cualquier caso, ha reiterado que la política fiscal debe estar orientada al fomento de la actividad económica y empresarial porque las empresas son "las que tiran del carro de la economía".

"A más empresas, más empleo, más recaudación fiscal, más ayudas sociales y más bienestar. Queremos que la tarta sea mayor. Para eso las empresas son imprescindibles, y hay que cuidarlas y favorecerlas", ha indicado el responsable de Adegi, que ha apelado a "tener cuidado de no desincentivar el mantenimiento y la creación de nuevas pequeñas y medianas empresas".

En esta línea, ha dicho temer que, "si ya en este momento tenemos pocas vocaciones emprendedoras, esto vaya a castigar una vez más a la empresa" y a "la razón de ser de la toda la economía que son las empresas pequeñas". Además, ha reconocido que la desarmonización fiscal no le "gusta".

Gibelalde ha asegurado que la relación con la Diputación de Gipuzkoa es "estable y fluida" aunque se puedan mantener "muchos puntos totalmente contrapuestos", lo que considera "una obligación".

NINGÚN ATISBO DE RECUPERACIÓN

Por otro lado, ha apuntado que, pese a las palabras de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, "no parece que haya ningún atisbo de recuperación en este momento" de la economía. "Ella tendrá sus datos, pero los nuestros no son coincidentes", ha insistido, advirtiendo de que "esto es una travesía larga en el desierto".

De este modo, ha lamentado que las previsiones apuntan a que a corto y medio plazo una panorama para "el mercado interno, el natural nuestro, demoledor, el mercado en Europa negativo, y el mercado a nivel mundial poco prometedor". Según ha explicado, con las estimaciones actuales, "para 2014 podemos visualizar alguna recuperación débil o muy débil".

A su entender, "las cosas no van a ser nunca como eran antes" y tampoco "es bueno que fueran como eran antes" porque "hemos tenido un estado de bienestar demasiado alto" que han hecho que determinados valores "de esfuerzo, sacrificio, ética, honestidad, afán de superación" quedarán "en segundo plano".

Además, ha considerado que existe "demasiada" conflictividad laboral, por lo que ha abogado por "el pacto y la cohesión social". "No podemos estar permanentemente a la gresca, a la pelea, a la confrontación. Estamos solicitando a los políticos, a las centrales sindicales y a los empresarios un pacto, más cohesión social con el fin de todos juntos poder salir de ésta", ha indicado.

Asimismo, ha opinado que los jueces están "entrando en un área en la que yo no creía que les correspondía pero parece que sí" y ha añadido que, "si el juez dice que Un ERE no cumple con los requisitos adecuados, el juez tendrá su responsabilidad", ha apuntado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies