Alcalde de Ermua dice que seguirán enfrente de quienes "homenajean asesinos" y quisieron imponer "una patria etnicista"

401195.1.644.368.20180713155111
Vídeo de la noticia
Publicado 13/07/2018 15:51:11CET

Llama a la convivencia y a la unidad en el homenaje a Blanco y Sotero Mazo y apela a no convertir en "política partidaria" el final de ETA

ERMUA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal, ha denunciado la "patria etnicista" y el "estado paralelo" que trató de imponer ETA durante décadas y ha afirmado que seguirán enfrente de quienes "traten como héroes a los asesinos".

Estas manifestaciones han sido realizadas durante el acto que se ha celebrado en la Plaza San Pelayo de Ermua, junto al monolito en recuerdo a las víctimas del terrorismo, donde se ha rendido homenaje a los vecinos de esta localidad, el peluquero Sotero Mazo y el concejal del PP, Miguel Ángel Blanco, asesinados hace 37 y 21 años respectivamente, por ETA.

Al homenaje, organizado por el Ayuntamiento de Ermua, han acudido todos los miembros de la Corporación municipal, entre ellos, los ediles de EH Bildu, encabezados por el nuevo alcalde, Juan Carlos Abascal. También ha habido presencia de dirigentes políticos como la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, el parlamentario, José Antonio Pastor, o la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández. El acto ha contado también con la presencia de la directora de Gogora, Aintzane Ecenarro, el delegado del Gobierno central, Jesús Loza, Marta Buesa, asesora del delegado, además del exalcalde de Ermua, Carlos Totorika, entre otros.

En el homenaje, al que han asistido familiares de Miguel Ángel Blanco y de Sotero Mazo, el alcalde de Ermua ha destacado que ambos fueron asesinados con una "crueldad inexplicable y desconcertante" y en ambos casos "se saltaron el derecho más básico de las personas: el derecho a la vida".

Abascal ha denunciado que, ETA, a través del "terror" quiso "paralizar" a la sociedad, "limitando la libertad de todos y, con ello, imponer su patria etnicista". Una patria, según ha subrayado, donde "no cabía la diversidad de orígenes, de sentimientos de pertenencia y de pensamiento político". "Solo cabían ellos, sus ideas, sus creencias y el resto sobrábamos", ha apuntado

Asimismo, ha indicado que, durante muchos años, en Euskadi quisieron crear "un estado paralelo donde quien no era nacionalista y lo decía o no pensaba como ellos, era señalado con carteles, con amenazas, insultos, dianas o pintadas, cuando no se le quemaba el coche, la casa o se le asesinaba".

"Un estado paralelo presente en todos los pueblos y ciudades, grandes y pequeños de Euskadi y conformado no solo por ETA, sino también por aquellos que defendían o justificaban sus acciones, que controlaban a todo ciudadano que disintiera de su inexistente verdad absoluta y totalitaria en cualquier ámbito, ya fuera universitario, artístico, periodístico, empresarial o político", ha agregado.

Abascal ha afirmado que durante décadas esta situación "dio lugar al miedo, al silencio y a la parálisis de la sociedad" hasta que "el hartazgo por la injusticia de la violencia y por la asfixia de la falta de libertad, transformaron en julio de 1997 el silencio y la parálisis en movilización y gritos de libertad".

El alcalde de Ermua ha señalado que, a partir de entonces, "la violencia dejó de "ser útil" y se convirtió en "un lastre para los totalitarios", porque "en Ermua, ETA asesinó a Miguel Ángel y a Sotero pero no consiguió sus objetivos totalitarios y tampoco logró arrebatar a la sociedad su dignidad".

"Queremos reivindicar que fueron la movilización ciudadana y el Estado de Derecho quienes derrotaron política y militarmente a ETA en todos los ámbitos, y queremos dejar claro que seguiremos en frente de aquellos que reivindiquen y justifiquen aquellos actos violentos como respuesta lógica por la existencia de un conflicto, frente a quienes hacen homenajes y traten como héroes a los asesinos, frente a aquéllos que consideren franquistas y antivascos a quienes defendemos la pluralidad de orígenes, de identidades y de ideologías", ha agregado.

El alcalde de Ermua ha indicado que esa defensa es "una riqueza a proteger, por ser un elemento básico para la libertad de las personas y la convivencia entre distintos", ha dicho el mandatario municipal.

Por último, ha manifestado su "compromiso por la convivencia y por la unidad de los demócratas, huyendo de convertir el final del terrorismo en una política partidaria". Tras su intervención, los asistentes han realizado una ofrenda floral con la que ha dado por concluido el acto.

Contador