Almunia advierte de que los "nacionalismos son un "obstáculo" para la integración de la UE

Joaquín Almunia, en una imagen de archivo
Europa Press
Actualizado 14/05/2018 12:36:14 CET

Cree que las condiciones de la UE para ayudar económicamente a países como Grecia fueron "excesivas y contraproducentes"

BILBAO, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia ha advertido del riesgo que representan los "nacionalismos y los soberanismos", junto al proteccionismo, como "obstáculo" para avanzar en el proceso de integración de la UE.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Almunia se ha referido al proceso de integración de la UE y "sus desafíos". En este sentido, ha apostado por "más Europa", ya que, "si algunos estados se niegan a compartir soberanía, toda Europa sufre las consecuencias".

Tras reconocer que los partidos socialdemócratas han perdido apoyo electoral en los últimos años, ha recordado, además, que "hace no tanto tiempo estaban en muchos gobiernos de la Unión Europea y los electores no son totalmente diferentes".

De este modo, ha mostrado su confianza en que, dentro de unos años, quienes no votan tanto a la socialdemocracia vuelvan a confiar en ella porque "muchas de las cosas que nos dan los estados de bienestar de Europa son una realidad gracias a la socialdemocracia".

"Los europeos no se han hecho todos de derechas o populistas, hay que darles mejores ofertas políticas, diseñar una estrategia más creíble. Ello solo es posible en un marco de más Europa, mas integración y de apuesta por una Europa fuerte políticamente", ha insistido.

CRISIS ECONÓMICA

Cuestionado por la crisis económica y los programas de ayudas a algunos países, Almunia ha sostenido que las condiciones impuestas desde Europa para dar ayudas fueron "excesivas, injustas y contraproducentes", sobre todo en el caso de Grecia.

"Los países de UE tuvieron que rascarse los bolsillos. Quienes pusieron las condiciones a cambio de los cuales se daba dinero a los griegos se pasaron de frenada y pensaron que había que exigir unas condiciones durísimas que agravaron aun mas, profundizaron la crisis y en vez de pasarles de la situación le pusieron en una peor situación", ha lamentado.

Tras incidir en que a Grecia se le ha prestado casi 300.000 millones de euros, "tres veces el PIB español", se ha congratulado de que el actual Ejecutivo heleno está "cumpliendo mejor" con sus obligaciones que sus predecesores y ello "está permitiendo poco a poco salir de la crisis".

REGLAS BÁSICAS DE LA UE

Asimismo, se ha mostrado crítico con países como Polonia y Hungría que "si quieren seguir estando en la UE deben cumplir con las reglas básicas de la Unión", algo que en este momento no lo están haciendo. En este sentido, ha denunciado que ambos se nieguen a recibir los refugiados que Europa "está obligada y ha acordado recibir".

"Europa necesita la convicción de sus líderes, de sus partidos y de sus parlamentos nacionales de que hay necesidad de avanzar más porque hace falta más Europa. Si algunos estados se niegan a compartir soberanía toda Europa sufre las consecuencias", ha incidido.

En este contexto, se ha mostrado muy crítico con los "nacionalismos y el soberanismo" como obstáculo para avanzar en el proceso de integración, que "normalmente van unidos al proteccionismo". "Todo populismo es como mínimo euroescéptico", ha añadido.

Por ello, ha criticado a quien se agarra a la soberanía y se cree que es "toda para él", sin darse cuenta de que si no se comparten "se erigen barreras en las fronteras a personas y movimientos económicos", lo que en el pasado "nos llevó a vivir peor y enfrentarnos".