Alonso advierte de que los vascos no quieren discurrir por "una senda de enfrentamiento y división social" como Cataluña

Acto del PP en San Sebastián.
EUROPA PRESS
Publicado 15/05/2018 13:52:57CET

Agoba por acometer una reforma fiscal en esta legislatura para "devolver a la ciudadanía el esfuerzo fiscal que se pidió en 2013"

SAN SEBASTIÁN, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha advertido de que los vascos no quieren "volver a los viejos tiempos del 'Plan Ibarretxe', ni discurrir por una senda de enfrentamiento y división social que tiene consecuencias muy negativas en Cataluña", donde la sociedad está "dividida" y se va a formar un Gobierno "que no tiene intención de ser Gobierno para todos, sino de ser un Gobierno excluyente".

En un acto de su partido sobre fiscalidad, Alonso, acompañado de cargos y miembros del PP, ha destacado el "esfuerzo" en el que está su formación en Euskadi. "Nosotros somos el partido de la estabilidad, estamos comprometidos con garantizar la estabilidad en el País Vasco y esto no es mera retórica, lo hemos demostrado también al garantizar la aprobación de los presupuestos del Gobierno Vasco en los dos últimos años y contribuyendo, por tanto, a que haya un clima favorable al desarrollo económico, a la creación de empleo y a que la gente le vaya mejor", ha apuntado.

En este contexto, ha indicado que el PP aspira a que "el clima de convivencia en el País Vasco siga mejorando y los rescoldos del odio que todavía existen y de la división se vayan apagando y contribuir, por tanto, en positivo", aunque, ha reconocido que "hay debates que no ayudan y establecen riesgos en esa estabilidad", los cuales se manifiestan en "el afán soberanista que sorprendentemente traslada el PNV en el Parlamento vasco".

De este modo, ha criticado a la formación jeltzale por rescatar "el discurso más rancio de una Euskadi dividida y de una Euskadi excluyente, que nos podría devolver a tiempos pasados que no queremos recordar" en los que los vascos estuvieron "muy divididos por razón también de una iniciativa de nacionalismo excluyente".

"Nadie quiere volver a los viejos tiempos del Plan Ibarretxe, ni discurrir por una senda de enfrentamiento y división social que tiene consecuencias muy negativas en Cataluña donde tenemos una sociedad dividida y donde vemos la formación de un Gobierno que no tiene intención de ser Gobierno para todos, sino de ser un Gobierno excluyente", ha incidido.

Alonso ha advertido de que en Euskadi "no nos puede pasar lo mismo" y, por ello, el PP tiene que seguir comprometido "en la defensa de la estabilidad", la cual "tiene que servir para hacer reformas y para que el Gobierno sea el mejor Gobierno para las personas y dé respuesta a las necesidades de la gente de la calle".

REFORMA FISCAL

Al respecto, ha abogado por acometer una reforma fiscal en esta legislatura para "devolver el esfuerzo fiscal que se pidió en 2013" a la ciudadanía, en un escenario en el que la recaudación por impuestos directos "ha crecido en 26% en los últimos siete años en Euskadi".

A ello ha añadido que el PP quiere que las ayudas a las familias, en una situación de "grave crisis demográfica" en Euskadi, "converjan con las del resto de Europa". Asimismo, ha apostado por fomentar el empleo y que los empleos "mejoren sus condiciones", así como lograr que "mejore el poder adquisitivo" de las rentas más bajas, de pensionistas y mileuristas.

De este modo, ha anunciado que su partido va a llevar a las Juntas Generales de los tres territorios históricos una moción para promover una reforma del IRPF, "para devolver el esfuerzo fiscal a los ciudadanos"; "una mejora" de las deducciones para los pensionistas vascos; y también "una reducción de las retenciones que se practican a las rentas más bajas" y "aliviar" así su carga fiscal.