El delegado del Gobierno defiende un acercamiento "progresivo e individualizado" de presos de ETA

398880.1.644.368.20180625121727
Vídeo de la noticia
Actualizado 25/06/2018 14:06:05 CET

Loza recuerda que esta medida "no es una novedad", en referencia a anteriores aproximaciones impulsadas por el PP y el PSOE

VITORIA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, ha defendido el acercamiento "progresivo, legal e individualizado" de presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi y, en referencia a las aproximaciones de reclusos de la banda realizadas por anteriores gobiernos del PP y del PSOE, ha recordado que esta medida no supondría una "novedad".

Loza (PSE-EE), que ha tomado posesión este lunes, en Vitoria, como delegado del Gobierno en Euskadi, en sustitución de Javier de Andrés (PP), ha subrayado que su "prioridad" son las víctimas del terrorismo y la mejora de las medidas existentes para su reconocimiento y reparación.

En un acto que ha contado con la presencia de numerosos dirigentes institucionales, políticos y policiales, Loza ha destacado que las primeras medidas que está adoptando el Gobierno presidido por Pedro Sánchez "han devuelto la sonrisa" a muchos ciudadanos. Además, ha apelado al "diálogo" y a la "humildad" para hacer frente a los retos que ha de afrontar el Ejecutivo socialista y la propia sociedad vasca y española.

Loza ha subrayado que ésta es la primera toma de posesión de un Delegado del Gobierno en Euskadi que se produce tras la desaparición de ETA, de la que ha subrayado que se ha producido "sin contrapartidas".

"RESCOLDOS DE ODIO"

No obstante, ha reconocido que aún quedan "asignaturas pendientes" en materia de convivencia y de memoria, puesto que todavía existen "rescoldos de odio y brasas de intolerancia" en Euskadi. Como ejemplo, ha citado el reciente "intento de homenaje" a los asesinos de Fernando Buesa y Jorge Díez que se produjo en Vitoria.

Por ese motivo, se ha comprometido a "profundizar en la deslegitimación ética, social y política" del terrorismo, así como a proclamar "la ilegitimidad del uso de la violencia para conseguir objetivos políticos".

Loza considera "fundamental" que se construya un relato "veraz y honesto" sobre lo que ha supuesto el terrorismo, en el que se establezca con claridad que hubo "víctimas y verdugos". Por esa razón, ha criticado a quienes "pretenden esconder su responsabilidad detrás de un conflicto".

El Delegado del Gobierno en Euskadi, que ha alertado sobre los intentos de "tergiversación" y sobre la "tentación del olvido", se ha mostrado partidario de una memoria "inclusiva", pero al mismo tiempo "deslegitimadora" del terrorismo.

En materia de convivencia, ha advertido de que "no se puede pretender que las víctimas tiendan puentes sin que los victimarios desanden caminos". En este punto, ha señalado que el papel de las instituciones es muy "importante", por lo que ha afirmado que los poderes públicos han de "apoyar y acompañar" a quienes "desandan" el camino de la violencia, además de "exigir" que lo hagan a quienes "no quieren transitarlo".

'VÍA NANCLARES'

Jesús Loza ha reivindicado la experiencia "positiva" de la denominada 'vía Nanclares', un procedimiento impulsado durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero para facilitar la reinserción de presos de ETA arrepentidos, en el que se incluían encuentros entre presos de la organización terrorista y sus víctimas.

En la misma línea que ya anunció recientemente Pedro Sánchez, Loza se ha mostrado partidario de una "reformulación" de la política penitenciaria que se aplica a presos de ETA. A juicio del delegado del Gobierno, el cambio de modelo debería "recuperar" los aspectos positivos de la 'vía Nanclares', y se debería basar en "el principio constitucional de la reinserción como objetivo".

Según ha recordado, el tratamiento penitenciario aplicado hasta ahora a los presos de ETA "ha formado parte siempre de la política antiterrorista". No obstante, "vencido el terrorismo y desaparecida la banda", Loza considera que mantener la política penitenciaria en el ámbito de la estrategia antiterrorista "tiene poco sentido". Por el contrario, ha afirmado que esta es una cuestión que se debería enfocar desde la perspectiva de las políticas "de convivencia".

"ACOMPAÑAMIENTO A LA REINSERCIÓN"

En su opinión, la política penitenciaria que más puede contribuir a la convivencia es aquella que, desde el respeto "escrupuloso" a la ley, contemple medidas "de apoyo y acompañamiento" a la reinserción del reclusos.

De esa forma, se ha mostrado partidario de un acercamiento "progresivo e individualizado" de los presos de ETA a cárceles próximas al País Vasco. Loza, en referencia a las aproximaciones de presos de ETA efectuadas por anteriores gobiernos, tanto del PSOE como del PP, ha recordado que esto no supondría una "novedad". Otras de las posibles modificaciones --ha añadido-- es las variaciones del régimen penitenciario que se puedan aplicar a cada presos en función de sus "avances individuales".

El delegado del Gobierno en Euskadi ha explicado que estos pasos se deben acometer a través del "liderazgo político", el "consenso" entre instituciones y partidos, la aportación de información a las víctimas, el cumplimiento de la ley, así como "la individualización, la progresividad y la discreción".

AUTOGOBIERNO

Jesús Loza también se ha referido a otras cuestiones, como el ámbito del autogobierno. En este punto, y tras apelar al "espíritu del pacto", se ha comprometido con el "desarrollo" del autogobierno de Euskadi, para lo que ha expresado su disposición "encauzar las legítimas diferencias" que puedan surgir entre los Ejecutivos central y vasco en materia competencial.

Por otra parte, ha defendido "la legítima aspiración" de aquellos que reclaman unas pensiones "dignas", y se ha comprometido con la lucha contra la violencia machista. Asimismo, ha defendido las medidas adoptadas por el Gobierno del PSOE en materia de atención a refugiados y recuperación de la sanidad pública universal.

Contador