Anasagasti dice que ETA no tiene un modelo de sociedad y convivencia para el futuro, "ni ideas claras sobre casi nada"

Iñaki Anasagasti
WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 19/09/2010 13:08:05 CET

Pregunta a la banda "por qué no dice de una vez" que el alto al fuego "no es solo dejar las acciones ofensivas, sino que es para siempre"

BILBAO, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El senador del PNV Iñaki Anasagasti considera que, "a pesar de lo que digan, ni ETA ni la izquierda abertzale tienen un modelo de sociedad y de convivencia para el futuro y, mucho menos, las ideas claras sobre casi nada", así como que "no hay brújula, ni hoja de ruta, sólo el sospechoso intento de convertir un inmenso fracaso colectivo en la victoria de su épica, dejando para los demás el sambenito de que somos una pandilla de traidores y gentes sospechosas".

En un artículo publicado en su blog titulado 'Las diez preguntas que haría a ETA', recogido por Europa Press, el senador jeltzale advierte que "lo peor de semejante juego de manos sigue siendo lo que se pretende, que la gente no se dé cuenta de que hay mucha trampa y mercancía averiada".

Según Anasagasti, "lo que proclama hoy ETA como 'la gran novedad y el gran resultado de su lucha' sigue ahí, virgen e inamovible, que es lo que ha supuesto que 50 años de violencia, de extorsión, de muerte, de manipulación y de chantaje no hayan servido más que para llevar desolación a la sociedad, proyectar la peor imagen de lo vasco y envilecer las relaciones entre los ciudadanos".

Tras advertir que, "no se puede de repente, y sin que medie la menor reflexión, echar la culpa a todo el mundo, ponerse el manto de armiño, sacar el dedo acusador a pasear y comenzar a buscar culpables por todas partes", Anasgasti pregunta a los "encapuchados de ETA" si "no se sienten extraños con esa capucha blanca y esa txapela negra" y si no creen que "toda esta puesta en escena sobra por ridícula y anacrónica".

También les pregunta "por qué no dicen ustedes de una vez por todas que la tregua o el alto al fuego no es solo dejar las acciones ofensivas, sino que es para siempre y para nunca jamás", así como si creen que "el fin justifica los medios o, más bien, que los medios utilizados dignifican el fin" y si creen en los derechos humanos.

"Euzkadi es como es. Con ríos y montes, con costa e interior. Con talo y con txistorra. Con Txakolí y Rioja. Con el Athletic y la Real, con el Osasuna y el Alavés, con ciclistas del equipo Euzkadi y con motoristas y corredores, pero también con vascos que votan al PP, al PSE, a Aralar, al PNV, a HB, a EA, a IU y hasta a la Falange. Para ustedes, ¿todos son vascos, o solamente lo son los que votan a lo que llaman ustedes izquierda abertzale?. ¿Ustedes trabajan para todo el país o sólo para los suyos?", continua interpelando a ETA.

Por otro lado, interroga a la banda terrorista si piensa que "se puede hacer un país excluyendo a los que no piensan como uno o hay que trabajar para lograr una mínima cohesión nacional tratando de sumar las pequeñas verdades de todo el mundo".

"¿Quieren trabajar ustedes en un país con instituciones o en uno parecido a aquella Albania de Enver Hoxha en que no haya más que una sola voluntad que es la que le dice al ciudadano lo que tiene que hacer; o más bien creen en un país con instituciones democráticas que están por encima de las contingencias de las personas?. En una Euzkadi libre y democrática, ¿existiría la Ertzaintza o serían ustedes la Ertzaintza?", sigue su cuestionario.

Anasagasti pregunta a ETA qué considera más importante, "¿las personas o los territorios", así como si aceptan que "la historia de Euzkadi no nació cuando en 1960 nació ETA o reconocen que Sabino Arana creó el nacionalismo vasco en 1895 pero que antes de él pasaron ríos de historia bajo los puentes".

NAVARRA

En relación a Navarra, pregunta a ETA si respeta "la voluntad de los navarros" y si van "a tratar de convencerles con la palabra o más bien quieren obligarles a que se sientan vascos a la fuerza".

Por último, subraya que "en un sistema democrático se hace lo que aprueba la mayoría con absoluto respeto a las minorías" y pregunta a ETA si acepta "este axioma elemental de la democracia o creen que es al revés".

A su juicio, se trata de cuestionario "muy fácil de contestar para cualquier demócrata de buena voluntad que desea volcar toda su energía creativa en sacar adelante su país".

Anasagasti dice que ETA "iba a conseguir una Euzkadi socialista, reunificada y euskaldun, pero cincuenta años después Euzkadi no está reunificada, el socialismo vasco gobierna en Ajuria Enea con la derecha española, Navarra está a años luz de esa posible reunificación, existe una ley de partidos que ha excluido a la ETA sociológica del mundo institucional, hay cerca de setecientos vascos en las cárceles y en los cementerios casi un millar de muertos".

Además, señala que "lograron se creara el Gal del seno del PSE, han hecho cientos de manifestaciones que no han servido para nada, han chantajeado a mucha gente por no comulgar con sus ideas y ahora nos anuncian el cese de 'las acciones ofensivas', aunque nadie sabe si de forma definitiva o para ganar tiempo". "Eso sí -censura-, la culpa siempre la tienen los demás y la autocrítica no aparece por ninguna parte". "Esto es para mí el resumen de un inmenso fracaso", añade.

Anasagasti asegura que "la violencia y el terror, salvando consideraciones éticas, se ha demostrado como un inmenso error, una miserable pérdida de tiempo, un envilecimiento en unas relaciones atrincheradas, gentes uniformadas en su vestimenta, con su puño en alto y sobre todo el fracaso de haber pasado de despreciar la presencia en las instituciones a sufrir las consecuencias de una injusta y rechazable ley de partidos para estar políticamente como locos en poder participar en las siguientes elecciones municipales y, todo gracias a un infantilismo político típico de adolescentes que tiene pocos visos de curarse en pocas semanas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies