De Andrés afirma que el 8 de abril se producirá el "desarme por extenuación" de ETA, del que el Gobierno es "artífice"

 

De Andrés afirma que el 8 de abril se producirá el "desarme por extenuación" de ETA, del que el Gobierno es "artífice"

347251.1.644.368.20170325091203
Vídeo de la noticia
Actualizado 25/03/2017 14:29:19 CET

Cree que se quiere "acabar una historia trágica con la comedia" y dice al Gobierno vasco que, "quien va a un sainete, se arriesga a resultar cómico"

BILBAO, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, ha afirmado que ETA "quiere fingir" que entrega las armas a pesar de que el Gobierno español "no quiere", y ha asegurado que el 8 de abril el Ejecutivo de Rajoy no va a impedir "el desarme por extenuación", del que es "artífice" el Estado.

En una entrevista concedida a Europa Press, De Andrés se ha referido al acto que quiere organizar 'el grupo de Luhuso' en Baiona (Francia) para escenificar la entrega de armas y ha considerado que "algunos quieren acabar con la comedia una historia trágica" provocada por ETA. Además, ha advertido al Gobierno vasco de que, "quien va a un sainete, se arriesga a resultar cómico", ante la posibilidad de que representantes del Ejecutivo de Iñigo Urkullu puedan asistir al acto.

El delegado del Gobierno ha señalado que, aunque se pretenda dar a entender que los Ejecutivos de España y Francia quieren impedir el desarme de la banda, son ellos "los que han conducido" a la entrega de armas, de la que "se congratulan".

"Parece que hay algunos que quieren vendernos la película de que vamos a poner objeciones. No es que vayamos a impedirlo, es que son precisamente los Gobiernos de Francia y España, particularmente el de España, que es el que más tiempo lleva luchando contra ETA y al que más ha afectado, el que ha conseguido que se produzca el desarme", ha insistido.

A su juicio, "ETA quiere fingir que se desarma a pesar de que el Gobierno no quiere", cuando "la realidad es que se desarma, después de una historia de más de 50 años, por la presión a la que está sometida por el Gobierno de España, por la Ley, por las Fuerzas de Seguridad del Estado y por la colaboración internacional".

En este sentido, ha apuntado que la entrega de armas "no tiene que ver con la escenografía" de los que se autodenominan 'artesanos de la paz'. "ETA se desarma, no porque haya habido artesanía, sino porque ha habido ciencia y capacidad policial, judicial y política. Y, en estos momentos, estamos precisamente en el final de todo ese proceso de muchísimos años de lucha contra la banda terrorista", ha añadido.

Por ello, ha asegurado que "el artífice de la entrega de armas es el Gobierno de España y no los artesanos", y ha aludido a "los muchos años de esfuerzo y de sacrificio" que se ha tardado en conseguir "el desarme por la extenuación de la banda terrorista".

ARMAS

Javier de Andrés considera que la banda ya no dispone de "un volumen notable" de armas, después de las incautaciones y localizaciones de zulos por las Fuerzas de Seguridad. "En algún momento he llegado a pensar que, como tarden un poco más en hacer la entrega, tendrían que comprar armas nuevas para escenificar el acto", ha manifestado.

Según ha explicado, existen dudas sobre si la dirección de ETA
"sabe exactamente dónde tiene cada uno de los depósitos de armas", porque puede que desconozca algunos de los utilizados por ciertos comandos. "Es posible que no tenga conocimiento de todo el armamento que tenga escondido", ha señalado.

A su juicio, "no sería nada bueno que quedara material explosivo sin entregar", y espera que "el registro del que disponga" la dirección de la banda "sea el más exhaustivo posible".

El delegado del Gobierno en el País Vasco ha dicho que "ETA está exhausta, ya no puede más", y ha optado en estos momentos "por hacer esta entrega de las últimas armas con las que cuenta". "Se le ve ya con urgencia por hacer definitivamente la última entrega para escenificar ese final que, de otra manera, iba llegando por la propia actuación de las Fuerzas de Seguridad y la aplicación de la Ley", ha subrayado.

Además, ha destacado que los Ejecutivos central y vasco utilizarán la información que se les suministre "para proceder al levantamiento de los zulos y los arsenales que pueda tener" la banda. También considera "importante que no haya deterioro" del armamento ni se manipule porque ha podido utilizarse en atentados y puede servir para aportar información sobre los 350 crímenes que quedan por esclarecer.

'EL GRUPO DE LUHUSO'

Javier de Andrés también se ha referido al papel de los autodenominados 'artesanos de la paz', para afirmar que le parece "irrelevante el punto intermedio que puede haber entre la notificación de las localizaciones y la Justicia española y francesa".

En cuanto a la organización del 'día del desarme' que pretende el 'grupo de Luhuso', ha lamentado que "algunos quieran acabar con la comedia una historia trágica" provocada por la organización terrorista. "Es la sensación que tengo de esa escenificación del final exhausto de ETA", ha añadido.

Asimismo, ha apuntado "la contradicción" que supone que, "quienes jamás pidieron el desarme de ETA, ahora sean los máximos defensores de su desarme", y lo celebren "con alegría y festejo, dándole bombo y platillo".
"Podrían haber celebrado también cada uno de los levantamientos de los zulos por las FSE porque era una buena noticia para la paz y jamás lo hicieron. Parece que, cuando es la dirección de la banda la que revela los datos, les parece que es un motivo de jolgorio popular", ha indicado.

De Andrés ha señalado que "la escenografía que está utilizando ETA está cayendo en el esperpento en muchas de las ocasiones". Por ello, se ha dirigido al Gobierno vasco para advertirle de que, "quien acude a un sainete, se arriesga a resultar cómico". "Me temo que el próximo día 8 podamos encontrarnos con otro esperpento, y estar allí te puede conducir a trasladar una imagen poco seria del papel de cada uno. Pero cada uno es responsable de sus acciones", ha precisado.

PARTICIPACIÓN DEL GOBIERNO VASCO

El máximo representante del Gobierno central en Euskadi ha manifestado que el Gobierno vasco y el PNV "pretenden que se interprete que esto es el resultado de una intermediación, de un puente, en el cual ellos han tenido un liderazgo, y que no responde a la realidad".

En este contexto, se ha referido a la reunión que Iñigo Urkullu mantuvo el pasado 14 de marzo en La Moncloa con Mariano Rajoy, para asegurar que el lehendakari no trasladó al presidente del Ejecutivo del PP "nada que éste no supiera sobradamente desde hace mucho tiempo, porque la información de la que dispone es exhaustiva en relación a todas estas cuestiones".

De esta forma, ha explicado que el encuentro se produjo a instancias de Urkullu, y Rajoy "le quiso atender por cortesía y porque es un tema al que hay que prestar atención".

Por otra parte, Javier de Andrés ha asegurado que el PNV no ha planteado el acercamiento de presos a cambio del apoyo a los Presupuestos Generales del Estado. "Eso no es verdad, no guarda ninguna relación. Ni lo planteado el PNV ni eso estaría jamás en discusión o en negociación", ha indicado.

También ha manifestado que "la Política penitenciaria es la que hay y la que va a haber" tras el desarme de ETA, y ha señalado que son "los presos los que tienen que aprovechar las oportunidades que les da el sistema penitenciario español, que es muy abierto y positivo en la búsqueda de la reinserción".

No obstante, ha dicho que, para ello, tienen que "renunciar a la pertenencia y obediencia a una organización terrorista". "En la medida en que dejen de ser presos de ETA, que no obedezcan a las órdenes de la jerarquía terrorista, eso les va a permitir poder volver a otras cárceles y tener confianza en que puedan estar con otros presos que también estuvieron en ETA", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies