De Andrés destaca que la adecuación de la playa de Santiago de Zumaia mejorará la calidad de los servicios

De Andrés y alcaldes de Zumaia y Getaria
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN EUSKADI
Publicado 24/11/2017 13:25:12CET

El Gobierno central invertirá en este proyecto 1,7 millones de euros, con un plazo de ejecución de seis meses

SAN SEBASTIÁN, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier De Andrés, ha destacado que la adecuación de la playa de Santiago de Zumaia "mejorará su accesibilidad, la calidad de los servicios y la protección medioambiental del entorno". El Gobierno central invertirá en este proyecto 1,7 millones de euros, con un plazo de ejecución de seis meses.

De Andrés ha visitado la playa junto a los alcaldes de Zumaia, Oier Korta, y Getaria, Nikanor Lertxundi, para explicar los diferentes detalles de la recuperación ambiental de la zona. Durante el recorrido, han estado acompañados por el subdelegado del Gobierno Gipuzkoa, José Luis Herrador, la jefa del Servicio Provincial de Costas de Gipuzkoa, Teresa Ruiz, y la ingeniera del Servicio Provincial de Costas y responsable del proyecto, Cristina Maíllo.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado 17 de octubre la resolución de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, la licitación de las obras de recuperación ambiental de la Playa de Santiago, en los términos municipales de Zumaia y Getaria (Gipuzkoa).

Los trabajos tienen por objeto la mejora de la accesibilidad a la zona mediante la demolición y reposición de las actuales escaleras en las rocas, la construcción de dos nuevas escaleras de acceso a la playa, una de ellas desde el nuevo mirador de Erdikohaitza, así como una nueva rampa de servicio para el acceso rodado y peatonal.

Además, en el apartado de mejoras de los equipamientos, se contempla la retirada de las actuales instalaciones deterioradas (juegos infantiles, bar provisional) y la instalación de equipamientos de servicio bajo la nueva rampa.

En el apartado de mejora ambiental, se plantea la restauración de la zona actualmente ocupada por las instalaciones que se retiran, la instalación de redes de saneamiento de los servicios e instalaciones de la playa y la eliminación de especies vegetales alóctonas invasoras.

DOS ÁMBITOS

Según han explicado, la actuación contempla dos ámbitos diferenciados, unidos por una nueva acera en voladizo. El primero de ellos es el situado directamente en frente del actual espacio de aparcamiento en la N-634, y contendrá una nueva rampa de acceso para peatones y vehículos de servicio, una nueva escalera de acceso, y una zona con servicios tales como almacén, duchas, vestuarios y aseos públicos. Además se reparará la escalera de acceso ya existente.

La concepción del edificio bajo la rampa tiene como objetivo albergar los espacios necesarios para los servicios de playa que requieren los usuarios (vestidores, duchas y aseos), el personal de mantenimiento (una zona de almacén) y la brigada de socorristas (un local para acoger el puesto de socorro).

Por otro lado, el recorrido peatonal desde el municipio de Zumaia hasta el mirador de Erdikohaitza se ve interrumpido en unos 82 metros antes de la llegada al mismo debido a la estrechez del paso de la carretera N-634. Para solventarlo, se plantea un paseo volado de 2 metros de anchura que se apoya en la plataforma de la carretera, evitando de esta manera construir apoyos en el acantilado.

MIRADOR DE ERDIKOHAITZA

La segunda zona de intervención, situada alrededor del túnel sobre la N-634, conocida como mirador de Erdikohaitza, dispondrá de una nueva escalera de acceso al arenal, unas gradas, espacio para servicios de hostelería, y nuevos espacios verdes. La conexión del mirador con la playa de Santiago se resuelve mediante una escalera localizada entre dos grandes riscos de arenisca.

El plazo de presentación de ofertas para la ejecución del proyecto terminó el pasado día 15 y se espera que los trabajos puedan estar terminados para el verano de 2018. En cualquier caso, el inicio de las obras está supeditado a la finalización de los temporales del invierno, dado que parte de las actuaciones tendrán lugar en la zona de influencia de las mareas.

Por otro lado, se procurará en todo momento que los trabajos tengan una mínima afección para los usuarios, por lo que la playa quedará abierta al público durante la temporada estival. El proyecto, redactado por la ingeniería LKS Ingeniería S. Coop., ha sido supervisado por el Servicio Provincial de Costas de Gipuzkoa del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.