El apagón analógico previsto para el 10 de enero en doce municipios guipuzcoanos no afectará a los clientes de Euskaltel

Actualizado 29/12/2009 19:11:31 CET

SAN SEBASTIÁN, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los hogares guipuzcoanos que reciben la señal de televisión a través de la red de fibra óptica de Euskaltel no se verán afectados por el 'apagón' que supondrá el corte de las emisiones analógicas previsto para el próximo 10 de enero en los doce municipios guipuzcoanos incluidos en la fase II del Proyecto de Transición a la Televisión Digital, según avanzó hoy la compañía en un comunicado.

En esta segunda fase, el fin de la actividad del centro emisor de Oiz afectará a los municipios de Aretxabaleta, Arrasate, Bergara, Eibar, Elgeta, Elgoibar, Eskoriatza, Legazpi, Leintz Gatzaga, Mendaro, Oñati y Soraluze.

La compañía explicó que todos los televisores de los clientes de Euskaltel que vivan en estos municipios, tanto los aparatos antiguos como los nuevos, continuarán recibiendo los canales actuales de televisión mediante la señal analógica sin necesidad de modificar o cambiar el televisor, ni de adquirir uno nuevo.

Euskaltel subrayó que el País Vasco es la comunidad autónoma española "con mayor penetración del cable" y se sitúa dentro de la media respecto a la presencia de la televisión digital.

La entidad destacó además su "compromiso" y el de las instituciones vascas en que Euskadi sea "una de las comunidades con menores incidencias" para los ciudadanos ante el 'apagón analógico'.