Arana cree un "chantaje indecente vincular el mantenimiento del empleo público a la pérdida de derechos laborales"

Actualizado 24/11/2011 18:09:30 CET

BILBAO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El parlamentario de EB, Mikel Arana, ha calificado de "chantaje indecente" la propuesta de ajustes presentada por el viceconsejero de Función Pública, Juan Carlos Ramos, que pretende "vincular el mantenimiento del empleo público a la pérdida de derechos laborales".

En un comunicado, Arana ha considerado, además, que el Ejecutivo vasco "miente cuando dice que las medidas propuestas no supondrán una merma de la calidad del servicio, porque algunas de ellas que ya se aplican, como la no sustitución de las vacantes del personal en enseñanza, son las responsables de una enorme cantidad de horas lectivas perdidas por el alumnado, lo que además perjudica la calidad de la educación".

"Lo mismo está ocurriendo en Osakidetza, con lo que las listas de espera se prolongan, y la calidad en la atención sanitaria es cada vez peor", ha criticado.

Asimismo, Arana ha insistido en que "también miente cuando pretenden hacer creer a la gente que la amortización de los puestos de trabajo es compatible con el mantenimiento de los mismos, porque amortizar significa que ese puesto desaparece definitivamente".

En la misma línea, Arana ha hecho hincapié en que "si el Partido Socialista quiere fomentar el empleo, lo que tiene que hacer es incentivar el contrato de relevo, tanto en la administración pública, como en la empresa privada, para dar entrada al más del 40 por ciento de personas jóvenes en paro, y no lo contrario".

Además, ha dicho que "las medidas propuestas son contradictorias, porque por un lado se suprime el contrato de relevo, y por otro se obliga al funcionariado a la jubilación forzosa a los 65 años".

El parlamentario de izquierdas ha añadido que "lo que tiene que hacer un gobierno, y más si lleva el nombre de socialista y obrero, es luchar porque ningún trabajador, ya sea de la administración, o del sector privado, pierda derechos laborales adquiridos como consecuencia de la movilización social, y no aprobar leyes para precarizar el empleo, como la última reforma laboral, o cargarse de un plumazo esos derechos".

Por último, Arana ha recordado que "estas medidas profundizarán en la crisis, generarán más paro, y más recesión, algo que ya están reconociendo incluso defensores a ultranza de los recortes".