Arana exige a la izquierda abertzale que "deje de politizar" las fiestas y pide a Interior "la máxima prudencia"

Actualizado 18/08/2009 13:44:06 CET

BILBAO, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, reclamó hoy a la izquierda abertzale que "deje de politizar" las fiestas y censuró que intente "aglutinar a su gente en torno a un enemigo común" convocando manifestaciones "a sabiendas de que pueden generar conflictos". Asimismo, pidió al Departamento de Interior "la máxima prudencia" en sus actuaciones para que la ciudadanía "no se vea perjudicada".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Arana reiteró la importancia de "intentar equilibrar la persecución del enaltecimiento del terrorismo", un asunto en el que "todas las fuerzas políticas estamos de acuerdo", y "el derecho a la libre expresión". De este modo, apostó por tener "extrema precaución en limitar los derechos constitucionales" como el de manifestación, que "tiene que respetarse".

En cualquier caso, preguntado por las recientes críticas a la actuación de la Ertzaintza en Gernika por parte de su alcalde, eludió "entrar a valorar" si es "excesivo o no" y añadió que "hay que tener mucho cuidado con el tipo de adjetivos que se utilizan".

En cualquier caso, consideró que "sí da la sensación de que se está tensionando mucho en muchas localidades de Euskadi". En este sentido, destacó que "ahí hay una responsabilidad por parte de la propia izquierda abertzale, que se empeña permanentemente en politizar todas las fiestas y cualquier elemento social y ciudadano". Por ello, le exigió que "de una vez por todas deje de politizar cualquier acontecimiento social".

En esta línea, exigió a la izquierda abertzale que "extremen las precauciones" para que, en caso de que se realicen manifestaciones, sean "simplemente pacíficas, cívicas, que empezaran y acabaran sin ningún tipo de problemas" y que, cuando no puedan llevarse a cabo, "las desconvoque y no fuercen la actuación de la Ertzaintza".

Asimismo, censuró que, "ante la actividad de ETA y de cara a aglutinar a su propia gente, lo único que son capaces de hacer es esto, convocar manifestaciones y encuentros a sabiendas de que pueden generar conflictos y así aglutinar a su gente en torno a un enemigo común, que no es para ellos ETA, que es lo que debería ser".

"Esta es una táctica habitual dentro de la propia izquierda abertzale: calla ante los atentados más atroces por parte de ETA, pero luego a la hora de reivindicar sus propios derechos parece que son los más defensores de los derechos propios. Pero siempre se les olvidan los ajenos", agregó.

QUE LOS CIUDADANOS NO SE VEAN PERJUDICADOS

Además, pidió a la Consejería de Interior que, "si considera que tiene que actuar lo haga, pero desde luego lo haga con la máxima prudencia posible" para evitar que la ciudadanía "no se vea perjudicada por actuaciones de la Ertzaintza, que lógicamente siempre violentan y siempre dificultan".

Arana destacó el "hartazgo generalizado" por parte de la ciudadanía por el hecho de que "todas las fiestas se tengan que convertir siempre en debates en torno a las actuaciones de la Ertzaintza o no actuaciones de la Ertzaintza". "Cuando estamos de fiestas, lo ideal es que simplemente se pudiera disfrutar de las fiestas y ése tiene que ser el objetivo de todos", insistió.