Ares pide a la izquierda abertzale que condene la "nueva amenaza intolerable" de las pintadas contra Recalde

Rodolfo Ares.
EP
Actualizado 22/10/2010 17:36:33 CET

BILBAO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Interior, Rodolfo Ares, ha pedido a los "radicales abertzales" que condenen la "nueva amenaza intolerable" que supone la aparición de pintadas amenazantes en la puerta de la librería Lagun de San Sebastián, entre las que se incluye una diana con el nombre del ex consejero de Cultura, José Ramón Recalde.

Según ha informado el Departamento de Interior en un comunicado, las pintadas han sido ya eliminadas por los servicios de limpieza municipales, una vez alertados por la Ertzaintza.

Las pintadas, que también incluían la frase 'Gora ETA' junto al símbolo de la organización terrorista, han aparecido en la citada librería, situada en la calle Urdaneta y propiedad de la esposa de Recalde. La librería Lagun ha sufrido a lo largo de los años numerosos ataques y daños materiales, especialmente en su antigua sede de la plaza de la Constitución.

Ares ha destacado que, ante este "acto fascista, que constituye una nueva amenaza intolerable" contra Recalde, se debe exigir una vez más "a los radicales abertzales que se posicionen con absoluta claridad en contra de los violentos".

En este sentido, ha recordado el ataque que un encapuchado perpetró el pasado miércoles con un artefacto incendiario contra una sucursal bancaria de Rentería, en cuyo interior se encontraban varias personas, acción ante la que "los radicales abertzales guardaron el más absoluto mutismo".

"Si quieren volver a la política, los radicales abertzales tienen que pasar de las palabras a los hechos, pero, desgraciadamente, esta misma semana han demostrado que siguen siendo incapaces de hacerlo", ha agregado.

Asimismo, el consejero ha extendido su exigencia a los firmantes del acuerdo de Gernika (EA, Aralar y la izquierda abertzale) para que "también ellos demanden a los radicales abertzales ese posicionamiento claro y sin matices en contra de la violencia".

"EA y Aralar no pueden rebajar sus exigencias frente a los violentos y tienen que reclamar a sus compañeros de viaje que se desmarquen de la violencia de ETA y de su entorno de una manera clara, contundente y sin posibilidad de marcha atrás", ha insistido.

Por otro lado, el consejero también ha indicado que, nada más tener conocimiento de la aparición de las pintadas amenazantes, se ha puesto en contacto con Recalde para transmitirle su "solidaridad" y ofrecerle "toda la ayuda que considere necesaria".