Ariztondo responsabiliza a la exconsejera Urgell de la situación de la Tenedora del Guggenheim

Actualizado 27/02/2013 19:23:41 CET

PP pide a Diputación y Gobierno vasco que sean "activos" y "proponga cómo acceder al mercado para reforzar" la colección permanente

BILBAO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La diputada foral de Cultura de Bizkaia, Josune Ariztondo, ha responsabilizado a la anterior consejera de Cultura del Gobierno del PSE-EE, Blanca Urgell, de la situación de la Sociedad Tenedora del Museo Guggenheim, porque no convocó la reunión necesaria para decidir sobre las aportaciones para la compra de arte por parte de la pinacoteca bilbaína.

Ariztondo ha respondido, de esta forma, a la interpelación presentada por el Grupo Popular para conocer las estrategias que propondrá la Diputación Foral en el Consejo de Administración de la Sociedad Tenedora del Museo Guggenheim Bilbao para evitar que la reducción de las aportaciones previstas en 2012 y 2013 a la misma por los socios, pueda afectar a las estrategias para la compra de obras de arte para la colección propia del Museo bilbaíno.

En la interpelación, los populares señalan que "parece que el Gobierno vasco no va a aportar en 2012 a la Sociedad Tenedora del Museo Guggenheim Bilbao la cantidad de 956.812,97 euros para la compra de obras de arte, cantidad similar a la que la Diputación ya ha aprobado su pago hace unos meses y que fue acordada como aportación de cada socio en 2012 durante la reunión de la pasada primavera de la Sociedad Tenedora".

Ariztondo ha explicado que, "en estos momentos, hay aprobada una ampliación de capital de la Sociedad Tenedora que está sin llevar a cabo", ya que el Gobierno vasco y Diputación "nos impusimos unos plazos para pagar esa ampliación, que terminaban el 30 de septiembre de 2012" y, mientras que la Diputación "cumplió su parte el 24 de julio, poco después supimos que el Gobierno no iba a cumplir la suya", ya que, a primeros de septiembre anunció que ni iba a aportar el millón de euros comprometido para la compra de arte.

Según ha indicado, ante esa situación había tres opciones. La primera era "anular la ampliación de capital y reintegrar o dejar en préstamo para una próxima ampliación lo que habíamos pagado", la segunda era "pedir una prórroga para ver cómo evolucionaba la situación del Gobierno" y la tercera era "ratificar la ampliación en el Consejo de la Tenedora con el capital de la Diputación".

La diputada foral ha subrayado que "la clave era que cualquiera de las tres opciones debía ser aprobada y decidida en los órganos de la Tenedora" y, según ha recordado, "la capacidad de convocar sus reuniones era de la presidenta de la Sociedad Tenedora", que, en ese momento era la consejera de Cultura del Gobierno del PSE-EE, Blanca Urgell.

Por lo tanto, ha explicado, "desde julio hasta el 30 de septiembre estuvimos a la espera para escuchar las propuestas del Gobierno y buscar la solución conjunta más adecuada", lo que no se hizo "porque no se convocó ninguna reunión y perdimos muchos meses para confirmar los pagos realizados, analizar las distintas opciones y tomar nuevas decisiones". En su opinión, "no había voluntad para ello porque no se convocó ninguna reunión".

"Afortunadamente la situación ha cambiado y, en pocas semanas, tendremos una nueva Tenedora con nuevos miembros y nosotros estaremos dispuestos para debatir y ponernos de acuerdo, porque creo que es lo que nos pide la sociedad vasca", ha manifestado.

Por otro lado, Ariztondo ha recordado que el Museo Guggenheim Bilbao, por lo tanto la Diputación foral de Bizkaia y el Gobierno vasco, "disponen de una comisión artística que también, y no sólo, aporta su opinión experta sobre las posibilidades y oportunidades de adquisición de obras de arte".

La diputada foral de Cultura ha reconocido que "nos enfrentamos a escenarios complejos y también a oportunidades" y a la hora de trabajar las estrategias en los años anteriores el Gobierno vasco y la Diputación "han estado de acuerdo en la necesidad de primar la excelencia en las exposiciones, con el dinero que había, evidentemente, porque todo es limitado".

"Como hay que optar, hemos optado en los años anteriores, de acuerdo en las dos instituciones y con el Museo, por primar las exposiciones excelentes que nos crean un escenario cultural interesante y un número de visitantes tan interesante o más todavía", ha explicado.

Según ha recordado, el pasado 20 de junio se reunió la Tenedora del Museo Guggenheim Bilbao para tratar, entre otros temas, el balance de adquisición de obras de arte durante el cuatrienio 2008-2011 y su valoración.

En cuanto a la valoración, ha destacado que la colección permanente "ha multiplicado su valor por cuatro", así como que "la obra mejor valorada es la de Rothko, con 81 millones". Tras afirmar que "es verdad que algunas obras de arte son un valor seguro y otras no tanto", ha indicado que "Puppy ha multiplicado su valor inicial por cuatro".

En la reunión del pasado 20 de junio, ha dicho Ariztondo, se emplazó a los dos socios a otra reunión en otoño en la que abordar "el nuevo cuatrienio y el plan de adquisiciones como primer avance", pero "no pudo ser porque no se nos convocó en otoño, por lo que esperamos ponernos en marcha en las próximas semanas".

"APROVECHAR LA CRISIS"

En su intervención para justificar su interpelación, el apoderado del PP Ignacio Aldecoa ha reconocido que "la crisis económica está ahí, pero también es cierto que la crisis económica estos años que llevamos dentro de ella ha permitido ver dos tipos de situaciones en las que hay que navegar y saber aprovechar".

Así, ha indicado que, en el marco de la crisis, "puede haber ofertas de obra de arte en venta por coleccionistas, galeristas, los propios artistas u otros museos que necesitan fondos y pueden tener interesantes ofertas que hacer al mercado internacional y, por tanto, interesantes" para el Museo Guggenheim Bilbao.

Asimismo, ha considerado que "no hay que caer en el pesimismo de que las compras de arte están sujetas a los vaivenes de la crisis de una forma unívoca, es decir, que el precio baja y lo que tienes vale menos". "Al contrario -ha añadido- puede ser también una buena inversión para el desarrollo de tu colección y una buena inversión, incluso económica, para el Museo o para la Fundación o Sociedad que adquiere las obras", ha defendido.

A su juicio, "la compra de obras de arte, la compra de esa colección permanente que es uno de los tres pilares del Museo Guggenheim, no debe quedar un poco debilitada, porque, quizás, éste es el momento en el cual podemos encontrar ofertas interesantes que completen la colección, ofertas que, cuando la crisis acabe y los precios volverán a subir, quizás entonces pensaremos en ellas".

Aldecoa cree que la Diputación foral y el Gobierno vasco "no deben estar en la Sociedad Tenedora del Museo Guggenheim y en la Fundación sólo a expensas de las propuestas que nos puedan venir de los técnicos y expertos de la Fundación en Bilbao o en Nueva York, sino que deben ser proactivos porque, cuantas más personas y cuantos más expertos colaboren en el diseño de las estrategias, será mejor para todos".

"No hay que ser convidados de piedra que simplemente llevamos el dinero, ponemos el menú y esperamos que con eso, que es menos de lo que dábamos antes se puedan hacer muchas cosas, hay que proponer y sería bueno desde la propia Diputación y el Gobierno vasco, con el asesoramiento de sus técnicos, hacer propuestas concretas, porque éste es el momento, en mitad de la crisis, en el que se pueden encontrar precios interesantes y ofertas de arte muy interesantes", ha insistido.

Aldecoa ha instado a Diputación y Gobierno vasco a que sean "activos" y propongan a la Tenedora del Museo Guggenheim Bilbao, con la ayuda de sus expertos, "cómo acceder al mercado" para reforzar la colección permanente del Museo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies