Arraiz dice que el Estado "no quiere entrar en la nueva fase política"

 

Arraiz dice que el Estado "no quiere entrar en la nueva fase política"

Hasier Arraiz
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2015 11:28:25 CET

Afirma que la próxima "meta volante" son "gobiernos a favor del derecho a decidir en todas las instituciones"

   BILBAO, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, ha afirmado que laevidencia petición que le ha realizado la Fiscalía vasca de seis años de cárcel que el "Estado español no quiere entrar en la nueva fase política". Por otra parte, ha afirmado que la próxima "meta volante" dentro del proceso constituyente vasco son "gobiernos a favor del derecho a decidir en todas las instituciones".

   En una entrevista al diario Gara, recogida por Europa Press, se ha referido, de esta manera, a la decisión de la Fiscalía vasca de solicitar para él seis años de cárcel e inhabilitación por un delito de integración en organización terrorista.

   Arraiz cree que esta petición evidencia que el Estado Español "no quiere entrar en la nueva fase política en la que está Euskal Herria", pero ha indicado que la apuesta política está "hecha y va a seguir adelante".

   "Aunque nos obliguen de continuo a jugar en inferioridad de condiciones con respecto al resto, nuestra apuesta ha conectado perfectamente con los deseos y aspiraciones de la mayoría de la gente de nuestro país, lo que la hace imparable"

   Por otra parte, Arraiz ha afirmado que esperan lograr en el acto del próximo sábado en el BEC un "gran clamor a favor de la independencia". "Pedimos 10.000 compromisos personales para que el BEC sea el arranque del proceso constituyente en Euskal Herria", ha señalado.

   Según ha explicado, plantean un proceso para construir un Estado vasco que garantice "la justicia social y la soberanía plena" al conjunto de la ciudadanía vasca. Arraiz ha indicado que el planteamiento es "muy pragmático y realista" porque se parte de las "actuales realidades vascas para llegar a ese escenario final de independencia"

   El dirigente de Sortu ha manifestado que el derecho a decidir es el "instrumento y el camino" y ha explicado que "muchas veces en el imaginario abertzale" el derecho a decidir se ha visto" como la meta, el día en el que se vota antes de proclamar la independencia".

"DECISIÓN A DECISIÓN"

   Arraiz ha indicado que ahora lo que plantean es que el camino "se hace decisión a decisión" porque los estados español y francés "nunca nos va a reconocer como naciones dueñas de nuestro propio futuro ni el derecho de autodeterminación". Por lo tanto, cree que se debe conseguir "decisión a decisión, aquí en Euskal Herria, conformando mayorías sociales y políticas".

   Arraiz ha defendido que el derecho a decidir tiene que ser "un instrumento para poder decidirlo todo". En este sentido, ha manifestado que proponen gobiernos a favor del derecho a decidir "en todas las instituciones de Euskal Herria, como meta volante dentro de ese proceso constituyente vasco".

   El dirigente de Sortu ha reconocido que el diagnóstico que hacen dibuja una realidad que "puede inducir al pesimismo, pero que luego da un margen al optimismo". Según ha explicado, tras el "cambio estratégico" de la izquierda abertzale y el "cambio de fase en Euskal Herria", esperaban encontrarse con un Estado español "más abierto a la resolución del conflicto".

   "Por decirlo claramente, no esperábamos que al día siguiente empezara a salir gente de la cárcel, pero sí esperábamos que al menos no entraran más. El Estado español está en las antípodas de lo que en el ámbito internacional se ve en resoluciones de conflictos", ha indicado.

   Asimismo, ha señalado que en 'Euskal Herria' se han encontrado con agentes políticos y sociales que decían que el diálogo, los acuerdos y los espacios de colaboración serían posibles cuando finalizara la "confrontación armada" pero "no ha sido así". "Esos que esperábamos fueran compañeros de viaje nos ven ahora más como adversarios", ha afirmado.

   Arraiz ha indicado que esperan una "cierta correspondencia en algunas materias" a su apuesta "unilateral" pero "no se ha producido ni se va a producir". No obstante, confía en que podrán "cambiar ese escenario".

   "Damos pasos unilaterales para generar condiciones sociales que hagan que esos agentes políticos y sociales que todavía no quieren venir con nosotros se animen a compartir escenarios de confrontación democrática con dos estados que nos niegan y nos seguirán negando nuestros derechos".

   En relación al PNV, ha indicado que, desde hace un tiempo, este partido parece "poner siempre condiciones para no llegar a acuerdos" con EH Bildu y se está viendo "semana a semana".

   Según ha manifestado, en ese escenario, EH Bildu prioriza la "búsqueda de acuerdos" para poder llevar a la práctica el derecho a decidir en sus diferentes ámbitos.

PRESOS

   Por otra parte, ha aludido a los problemas por resolver y ha señalado que el que les crea "mayor frustración y mayor dolor, incluso en lo personal", es el de los presos pero, -ha añadido- que también está el reconocimiento a todas las víctimas "sin exclusiones" y, "por supuesto, el desarme de ETA y la construcción de relatos que posibiliten la normalización política de este país".

   Respecto a la reunión que mantuvo el lehendakari, Iñigo Urkullu, con la asociación de familiares de presos Etxerat, ha afirmado que, aunque llega "demasiado tarde", valora ese encuentro.

   "Ha hecho un reconocimiento público de la tremenda injusticia que, semana a semana, comete el Estado contra esos familiares con el único objetivo de causar más dolor a los presos", ha señalado.

   Además, cree que "su compromiso de colaboración" con Etxerat en contra de la dispersión puede "abrir puertas a nuevos acuerdos en el camino de la construcción de la paz, la normalización política y la convivencia democrática entre vascos".

   Arraiz ha indicado que han buscado y siguen buscando avances en el terreno de la normalización. "Entendemos que por un lado está la confrontación de los modelos económico y social, que estos días se está expresando incluso de forma virulenta, pero por otro está el tema de la normalización del país. En todas partes hay derechas e izquierdas. Aquí hay una derecha representada por PNV, PP y hasta por el PSE, y hay una izquierda amplia y diversa y al que es posible que se incorporen otras, que bienvenidas serán si llegan", ha añadido.

   El presidente de Sortu considera que, para que esa confrontación de modelos "se dé de forma lógica", urge la "normalización política" del país y, por ello, considera una "prioridad" buscar acuerdos en ese sentido.

   En relación a la ponencia de paz, ha indicado que no admiten la "parálisis" en este tema y por ello plantean la redacción de un documento para "reactivar" este foro.

   "Pero lo cierto es que luego nos han bombardeado con la idea de que no valen nuevas palabras, nuevas terminologías y que hay que ir a cuestiones más de fondo. Estamos completamente de acuerdo. Y lo que planteamos es que no se trata de reactivar de cualquier manera, a cualquier precio, esa ponencia, sino para qué tiene que servir la ponencia", ha indicado.

   Arraiz ha rechazado las críticas del PNV por denunciar determinados casos como la situación en Kutxabank o Hiriko. "Lo de Kutxabank lo sacó la propia entidad, lo de Hiriko llega de la Fiscalía y ya se anuncia el fin de la instrucción del 'caso De Miguel'. Nosotros no los sacamos pero los denunciamos, porque la ciudadanía tiene derecho a saber qué se ha hecho con su dinero", ha manifestado.

   A su juicio, el PNV muestra "en el día a día su nula voluntad de llegar a acuerdos" con su formación y "compra baratos acuerdos" con otros partidos, sobre todo con el PSE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies